Del indulto a la vacancia (y viceversa) I

Fujimori

Vamos al grano.

El 27 de noviembre, la congresista fujimorista Rosa Bartra, presidenta de la Comisión Lava Jato del Congreso, le pide a Odebrecht toda la info que tuviera sobre cualquier contrato que haya realizado con PPK o con sus empresas o con alguien relacionado a él.

Carta Bartra Odebrecht

El 11 de diciembre Alberto Fujimori presentó un pedido de conmutación de pena/indulto. Es la primera vez que este pedido lo hace y lo firma el mismo Fujimori. Se han realizado más de 40 de estos pedidos a lo largo de estos 15 años, pero siempre fueron presentados por terceros: sus abogados, sus simpatizantes, sus congresistas o sus hijos.

Pedido Conmutación de Pena Fujimori

Mágicamente, al día siguiente, el 12 de diciembre, la empresa Odebrecht le envía al Congreso una carta con información sensible que compromete al Presidente Pedro Pablo Kuczynski. La carta esta fechada 12 y fue recibida por la mesa de partes del Congreso el mismo 12 a las 11:29am. Esto de la hora puede ser un detalle menor porque se pudo haber actualizado la fecha simplemente antes imprimir el papel, pero, por lo menos, aporta a la sensación de celeridad y urgencia.

Carta Odebrecht - Bartra

El 13 de diciembre en la mañana, Bartra hace pública la información: las empresas de PPK trabajaron y cobraron de Odebrecht mientras él era ministro. O por lo menos presidente de Pro Inversión. Empieza el tremendo jaleo que casi acaba en la vacancia de PPK.

El 14 el Frente Amplio de Marco Arana anuncia que presentará moción de vacancia por incapacidad moral.

El 15, el Frente Amplio presenta -como había anunciado Arana- la moción de vacancia.

El 16, el Pleno del Congreso aprueba darle trámite a la moción y notifica a Kuczynski. Ese mismo día quisieron decidir el asunto y vacar a PPK pero no alcanzaron los 104 votos necesarios (80%) sino solo 93. Pudieron darle al Presidente entre 3 y 10 días para preparar su defensa y decidieron darle 3. Como el 16 era sábado y le tienen que dar tres días útiles lo citaron para el jueves 21.

¿Qué pasó el 17 y el 18 para que el 19 en la mañana, martes, el congresista de Fuerza Popular, Daniel Salaverry, denunciara sin ninguna prueba que la fiscalia “estaría pensando en sembrar pruebas” a su partido para proceder a pedir la prisión preventiva contra Keiko Fujimori?

Además, Salaverry afirmó que “algunos valientes medios de comunicación” denunciaron que el ex ministro Fernando Zavala “estaría torciendo voluntades” para impedir que se vaque a PPK. Esa misma noche, la periodista Mávila Huertas desmontó todas las afirmaciones de Salaverry dejando en evidencia dos cosas: primero, que Fuerza Popular ya había decidido vacar a PPK aún antes de escucharlo el jueves y dos, que el fujimorismo sigue siendo el de siempre, el que acusa sin ninguna prueba y se araña cuando no le creen.

El 20, el congresista Becerril repitió lo de las torceduras pero agregó que estas se estarían produciendo a cambio de algo: el indulto para Alberto Fujimori. Otra vez, como única prueba presentó los decibeles de su meliflua voz.

El 21, mientras que el abogado de PPK, Alberto Borea, se dirigía al Pleno, apareció un documento según el cual el indulto a Alberto Fujimori se estaba tramitando en ese mismo instante. El documento, presentado por el periodista Nicolás Lúcar, no fue reconocido por el gobierno. Se trataba de un documento apócrifo, un psicosocial. El mismo 21 por la noche se votó la vacancia que solo alcanzó 78 votos. A consecuencia de ello la bancada de Fuerza Popular se partió y perdió 10 congresistas, y la bancada del APRA se enfrascó en una lucha intestina:

Fue una noche de sorpresas y de liberaciones.

Kenji Rescate 1

Kenji rescate 2

Durante todo el viernes 22 se insistió -sin pruebas- en que la “traición” de los fujimoristas que no votaron por la vacancia se debía a que el gobierno había canjeado la permanencia de PPK en la presidencia por la salida de Alberto Fujimori de la cárcel. Se llamó traidor y desleal a Kenji y a todos los que votaron como él dentro de su hoy -o seguramente pronto- ex bancada. Los rumores de la inminente liberación del Chino arreciaban.

meier traidores kenji

El sábado 23 continuaron los rumores y en la tarde Fujimori fue trasladado a una clínica por su delicado estado de salud. En el asiento del copiloto estaba Kenji. El ex presidente allí sigue hasta este momento -24/12/2017 a las 3 pm- y según algunos de sus seguidores el pleito entre sus hijos lo afectó. Keiko se acercó a visitarlo y permaneció solo 10 minutos. Quizás haya sido eso: su hija prefiere el poder que ver a su padre libre incluso a sabiendas de que sin él ella no tendría ninguna relevancia en el panorama político.

FLASHBACK 1: el 7 de julio pasado, PPK dijo en RPP sobre la situación de Alberto Fujimori: “Esto no es un indulto, es un perdón médico […] exclusivamente determinado por la opinión de médicos de primer nivel […] No será dentro de dos años pero yo pienso que antes de fin de año podremos definir esto con opiniones profesionales”.

FLASHBACK 2: el 18 de diciembre el pedido de indulto fue ingresado al Ministerio de Justicia (MinJus) pero esto recién se hizo público el día 25, cuando las congresistas Marisa Glave e Indira Huilca se dirigieron al Penal de Barbadillo para recabar dicha información. En su comunicación del 21, el MinJus dijo que el documento que circulaba en las redes era apócrifo sin mencionar que otro documento con contenido similar así como el trámite de indulto sí existía.

Documento del Indulto 18 de Diciembre

¿Qué fue primero? ¿El pedido de vacancia o el pedido de indulto? ¿Es posible que los keikistas quisieran vacar a PPK antes de que indulte a Alberto Fujimori? Y si así fuera, ¿por qué? ¿El indulto es consecuencia del aprieto en el que estaba PPK -y se metió a sí mismo- o ya estaba decidido y sale en una mala coyuntura que será leída de pésima manera por todo el antifujimorismo (se sienta en todas las víctimas para limpiarse él)?

El Maestro Oogway decía que “a menudo uno se topa con su destino en el camino que tomó para tratar de evitarlo”. Ni Fuerza Popular ni PPK. Quizás solo Alberto.

noticia-ppk

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Bye, bye, PiPiKey

PPK despedida

No esperan que PPK explique nada, la oportunidad de hacer descargos el jueves 21 a las 10am es solo una formalidad porque la vacancia está decidida, como estuvo decidida la censura a Saavedra, a Martens y a Basombrío (que no se produjo gracias a Thorne). Cuando lo invitaron a la Comisión Lava Jato, donde PPK pudo explicar lo que dijo en su mensaje a la Nación muy tarde por la noche del 14 de diciembre, no fue. Tampoco los invitó para contestar sus preguntas sin prensa (cosa que era su prerrogativa), si es que lo que quería era evitar el circo en el Congreso. No, en vez de eso les mandó una cartita. Y tal y como se ven las cosas hoy, encima les mintió. Allí les regaló su cabeza.

No fuimos pocos los que advertimos que cuando cargaron contra el ministro de Educación en diciembre del 2016, estaban apuntándole a PPK. El poder es como una droga: cada vez necesitas más para sentirte satisfecho. Para algunos era evidente que no se detendrían en Saavedra, que era solo el principio. Y todos vimos los mensajes en el grupo Mototaxi de Telegram tras la censura: pero, aparentemente, eso tampoco le encendió las alarmas al Ejecutivo que siguió leyendo mal a su opositor.

Quizás ese fue el primer error: equivocarse en la etiqueta. Los fujimoristas no eran opositores: un opositor busca constituirse en un contrapeso, jalar agua para su molino medrando de señalar los errores del oficialismo y poniéndose para la foto cuando el Ejecutivo acierta. Pero el fujimorismo no tenía ni tiene interés alguno en salir en la foto con el gobierno de PPK; el fujimorismo creía y sigue creyendo que PPK les robó la elección y que les quedó debiendo algo. Mucho. Y eso no es un opositor, eso es un enemigo.

Es muy interesante que en el Ejecutivo subestimaran una cantidad tan escandalosa de sangre en el ojo y que pensaran que dejarse empujar y pegar iba a funcionar de alguna manera para que todo termine bien (¿?). Sí, es verdad que es más fácil desde afuera y mucho más cómodo describir ex post facto la cadena de eventos que llevan a un resultado determinado. Pero no es ex post facto del todo, en el camino varios alertaron (incluso desde el 2016) de las verdaderas intenciones de la Bankada. Esto, por supuesto, en modo alguno exonera a Kuczynski de los delitos que pudiera haber cometido y, si así fue, se tiene que ir a su casa y hasta preso; pero con el debido proceso de por medio, algo que no va a ocurrir.

El circo continúa y los que han mentido por 27 años seguidos van a echar a PPK acusándolo de mentir. No tiene nada de poético, pero la ironía es deliciosa para los que hemos desarrollado un cinismo saludable y casi a prueba de balas. Lo van a vacar. Ya está decidido. Una perlita extra: como decía en este post, el fujimorismo se cuida de no aparecer como el promotor de las medidas desagradables. Dejan que alguien más lo haga y ellos solo votan. Esta vez, la congresista fujimorista Cecilia Chacón se encargó de dejarlo muy claro: “la moción de vacancia (recién aprobada) la presentó el Frente Amplio, no es un tema de Fuerza Popular”.

La moción para vacar a PPK fue aprobada por 93 votos a favor y solo se necesitan 87 votos para mandarlo a su casa. Está decidido. O es lo que parece a esta hora, hoy.

Las preguntas que quedan en el medio son: ¿Qué pasará cuando manden a PPK a su casa? ¿Quién queda? Si queda Vizcarra, ¿no lo van a vacar también por Chinchero? ¿Y a Meche Aráoz por la campaña a medias del 2011? ¿Qué va a pasar con el Fiscal de la Nación? ¿Se saldrán con la suya con el Tribunal Constitucional para blindarse contra las investigaciones del Ministerio Público y de las posibles medidas cautelares que pueda emitir el Poder Judicial?

Hoy, hace un año que la mototaxi censuró a Jaime Saavedra con excusas idiotas y PPK no movió un dedo. Ese día empezó el proceso de vacancia y hoy, 365 días después, finalmente la soga está en el cuello del Presidente.

¿La habrá visto venir?

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | 6 comentarios

¡Así va el golpe! (en gotitas)

fiscal-de-a-nacic3b3n-pablo-sc3a1nchez.jpeg

Pablo Sánchez, Fiscal de la Nación. Los fujimoristas le tienen un hambre incomprensible.

Los fujis se quieren tirar al Fiscal de la Nación con excusas porque no les es favorable ni amigable pero no tienen los votos en el Congreso, ¿cierto? Cierto. Pero, en el fujimorismo lo saben bien -porque Montesinos era un gran maestro-, hay más de una manera de pelar a un gato.

¡Montesinos, rules!

Ando lento estos días. Recién me entero de que el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) ha anunciado, a través de su presidente, Guido Águila Grados, que ha iniciado una indagación preliminar contra el fiscal de la nación, Pablo Sánchez, por “presunto autor de conducta disfuncional”. Esa es la denuncia presentada por la congresista libre del fujimorismo (o puntero mentiroso, como le decían antes), Yeni Vilcatoma.

Guido Águila fue uno de los cinco miembros de CNM que votó a favor de reincorporar a Alfredo Quispe Pairona al Consejo. El presidente anterior del CNM, Pablo Talavera, renunció tras este caso que fue un verdadero escándalo. Alfredo Quispe fue grabado admitiendo que, en colusión con el rector de la universidad Inca Garcilazo de la Vega, Luis Cervantes, había “hecho mucha plata” negociando recategorizaciones, exámenes, tesis, títulos de pre y posgrado; y, además, terqueándole a su interlocutor que aquello era “inmoral pero no es delito”. Aquí la nota de RPP con material de Willax.

Audio difundido por Perú21:

Cuando lo botaron (antes de que lo restituyeran), Quispe Pariona le echó la culpa de su expulsión a los “caviares” y al racismo. ¿No les recuerda a Acuña? ¿A Joaquín Ramírez?

El actual presidente del CNM, Guido Águila, encargado hoy de conducir la indagación contra el Fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, pensó entonces que lo que había hecho y admitido Quispe Pairona no estaba probado del todo (el audio le valió madres) y, por lo tanto, no era motivo suficiente para echarlo del organismo encargado de velar por el perfil ético y la limpieza moral de todos los jueces y fiscales del país. Por eso, incluso después de que Quispe dijo que todos en el CNM “tienen rabo de paja”, votó con otros cuatro consejeros para que Quispe fuera restituido. Luego, además, defenderían su posición.

 

 

Quispe Pairona Aguila Grados

Alfredo Quispe Pariona y el actual presidente del CNM, Guido Águila Grados.

Guido Águila ha sido, además, relacionado con la red Orellana: la Fundación Orellana financió en 2013 los premios de la Escuela de Altos Estudios Jurídicos (EGACAL), fundada en 1999 por Águila Grados y la abogada Ana Calderón (esposa de Águila). Águila dice, en su defensa, que entones, en 2013, no se sabía quién era Rodolfo Orellana; pero en julio 2014, siete meses después, la Jueza Mercedes Caballero ordenó la detención de Orellana por todas esas cosas que se hicieron públicas a través de los medios de comunicación. ¡Qué rápido es el Poder Judicial!

A propósito de su escuela; a la fecha, Guido Águila aún no ha hecho pública la lista de egresados de su instituto toda vez que el CNM que preside tiene entre sus funciones nombrar, ratificar y ascender a jueces y a fiscales. Y también se encarga de destituirlos. ¿“Estudia en mi escuela y te doy chamba al toque”? Se ve mal, ojalá que no sea como se lee.

La cúspide del pastel la pone otro dato fresco: la contratación en el CNM de Matilde Morales Llempén como miembro del equipo de abogados que representa y defiende los intereses del Consejo en cualquier proceso. La Dra. Morales Llempén es esposa del congresista fujimorista, Héctor Becerril.

Todo esto se pone más interesante si uno le da una revisada a la cuenta de Twitter de Rodolfo Orellana: además de sus conspicuos seguidores -algunos, entiendo, por interés periodístico pero otros, francamente, parece que lo siguen por pura afinidad- verá por quién hincha (por Javier Villa Stein, Mauricio Mulder), a quién le hace barra (a Alan García, a Keiko, a Antoinette Carrillo, a Juan Mendoza), qué causas apoya (las fujimoristas y las apristas, siempre) y a quién critica y ataca (al gordo -al otro-, a El Comercio, al Ministerio Público que lo tiene agarrado del pescuezo y a Pablo Sánchez).

El Twitter de Orellana es muy, muy transparente. Y, además, hace que uno se pregunte: ¿cómo es posible que Orellana tenga tanto en común con tanto personaje que intenta presentarse como moral y ético y del lado correcto representando, además, el interés legítimo del pueblo peruano? ¿El pueblo peruano -o sus autoproclamados representantes- comparte los mismos intereses que Rodolfo Orellana?

Conservador, un poco fascista, católico/evangelista, incomprensible e inconsecuentemente pacato. ¿A quién les recuerda?

Si te tengo que freír para salvarme yo, lo haré. Mientras tanto, el enemigo mi enemigo es mi amigo y si me dejas trabajar podemos ser hasta socios. Esta es, parece, la lógica de casi todas las mafias.

El cerco sobre Pablo Sánchez se empieza a cerrar y los socios del fujimorismo en esta “misión” son, o personas muy cuestionadas o gente como Orellana. Así que no importa tanto si tienen los votos para sacarlo desde el Congreso, si lo echa el CNM, dirán que no fueron ellos. Y es que nunca son ellos, ellos votan no más.

Desde el Poder Ejecutivo, no parece que vayan a mover ni un dedo para evitar su caída y uno no sabe bien si el miedo es porque se les puede incendiar el rabo o por mera -y triste- parálisis de zarigüeya.

Desde la oscuridad de un iluminado departamento de lujo en Madrid, alguien ríe.

ALAN AGP ADVIERTE

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , | 5 comentarios

FUJIMORISMO EN ESTEROIDES I y II

KEIKO joaquin-keiko campaña 2016

Joaquín Ramírez y Keiko Sofía Fujimori cuando el destino parecía sonreírles. Y ellos le sonreían de vuelta. Qué lindo todo.

“Keiko en 2016 es peor que su padre en 1990”

Publiqué estas dos columnas en Perú 21 el 30 y el 31 de mayo de 2016 con la frase que encabeza este post. Una de las cosas que sostienen los fujis para explicar lo inexplicable o lo que no necesita ser explicado (para ellos da igual) es que quien señalamos los crímenes o inconsistencias del fujimorismo lo hacemos porque los odiamos. No porque tengamos buena memoria, no porque nos dé asco el latrocinio o porque nos preocupe y sea razonable sospechar de determinados y sistemáticos gestos de autoritarismo, prepotencia y revanchismo. No, todo es por odio puro y nada más.

Y de alguna manera puede tener sentido: ¿de qué otra forma se puede seguir remando en un partido político sostenido en mentiras y hechos históricos manipulados, un partido sin ideales ni doctrina ni visión y construido sobre la base de haber convertido al país en un botín y las ruinas de todas las instituciones que lo sostenían como Estado? Muy jodido justificarse eso, muy jodido responder a los argumentos con otros argumentos (¿será que no alcanza? Será, pues…) es más mucho más fácil estigmatizar al que señala lo evidente y llamarlo odiador. La descalificación llega solita, te bajas al mensajero y ya no tienes que lidiar con el mensaje, ¿cierto? No, no es cierto. Por eso no ganaron en 2011 frente a un cholo cachaco rojo y por eso no ganaron frente a un gringo lobista neoliberal en 2016.

keiko Harvard

Imagen Intervenida: EL PANFLETO

Keiko quiso dar a entender, sugerir, que habían cambiado. Que le importaba las cosa que su padre y sus seguidores despreciaban, que le interesaba el otro lado de la historia que Martha Chávez se cuenta solita antes de irse a la cama a dormir. Y no era del todo cierto. En efecto, Keiko no era como su padre, era peor. Parece que quienes así pensábamos, no estábamos tan equivocados. Va.

 

“Fuerza Popular tiene un ex secretario general, congresista y financista de campaña –Joaquín Ramírez– suspendido e investigado por la DEA por sus presuntos vínculos con el narcotráfico y por la Fiscalía por lavado de activos. Se “olvidó” de declarar en su patrimonio dos departamentos en EE.UU. valorizados en más de US$2 millones y se “olvidó”, también, de declarar alrededor de S/14 millones adicionales. Luego, en un extrañísimo acontecimiento, los libros de sus empresas y las placas de sus vehículos se perdieron en un accidente de tránsito mientras los transportaba… en un taxi. Ramírez es dueño de varios inmuebles adquiridos a través de empresas suyas que solo registran una o dos transacciones y que la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fuijmori, utiliza como base de operaciones. La señora dice que no sabe nada.

caravana Keiko 2Keiko tiene varios otros miembros con investigaciones y sentencias por cosas tan graves como narcotráfico y abuso de autoridad (¿un fujimorista autoritario? Qué raro, ¿no?), como César Merea. La señora Fujimori dice que Merea no pertenece a Fuerza Popular y, sin embargo, ella y su comitiva de casi 1,000 personas estuvieron de gira de campaña por el sur movilizándose en las 100 camionetas que Merea alquiló a un precio de unos S/450 por día durante diez días. Pensando bien, Keiko no tiene por qué saber el nombre de cada uno de los miembros de su partido, pero es raro que no sepa el nombre de uno que se gastó casi medio millón de soles para intentar convertirla en la reina del sur.

Pero no seamos mezquinos, no es 1990 y, en ese sentido, la posibilidad de que un eventual gobierno de Keiko se parezca al de su padre es muy baja. Además, Alberto no conocía a cabalidad los negocios y entripados de su socio y cómplice, Vladimimo Montesinos; más tarde los abrazó y los hizo suyos, pero insiste en que no sabía. Continuará mañana.

///…

Recién en 1991 es que Alberto Fujimori se entera cabalmente de cuántos tentáculos cojeaba el tío Vladi y decidió abrazarlos todos. Hay quien dice que la oportunidad hace al ladrón, pero yo creo que quien no es ladrón no lo será ni siquiera teniendo la oportunidad.

Una de las mentiras más groseras del fujimorismo tiene que ver con ello: Fujimori no sabía de las andanzas de Montesinos mandando a desaparecer a los enemigos del régimen, poniendo y quitando jueces y fiscales y magistrados del JNE y del TC, haciendo firmar actas de sujeción a los miembros de las FF.AA., extorsionando a narcotraficantes, utilizando vehículos del Estado para sacar droga del país, dictando titulares desde el SIN, comprando y digitando congresistas, portadas de diarios y alquilando medios de comunicación con dinero en efectivo y filmándolo todo. Si lo sabía y no hizo nada, era cómplice; si no lo sabía, era un idiota.

Hoy, su hija Keiko –quien asegura que hace política desde 1996– pretende que creamos que i) ella no sabía que papi y su tío Vladi eran un par de delincuentes; ii) no sabe de dónde sale la plata de Joaquín Ramírez, secretario general y dueño de tres locales de su partido, financista de su campaña y miembro de su círculo íntimo; iii) que no es investigado por la DEA; iv) que José Chlimper, el vicepresidente que no le han tachado, intentaba ser transparente al entregar audios manipulados para desbaratar un testimonio que perjudica a Ramírez.

Votar por Keiko es votar por las mentiras del fujimorismo y sus muertos, por el clan de los Ramírez y su dinero oscuro; por la minería ilegal y la explotación sexual infantil que esta se procura y alimenta; por los fanáticos religiosos que predican odio, ignorancia e intolerancia; por las combis asesinas y todas sus multas impagas y crímenes impunes.

Keiko en el 2016 es peor que su padre en 1990.

KEIKO BUSTO ARBERTO

Keiko y su Api. (FOTO La Mula)

 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Censuras Tácitas

La “polémica” carátula que no se burla de una discapacidad; solo grafica que el Presidente de Congreso tiene a la china del pescuezo. 1. Si el presidente del Congreso fuera el ex congresista José Luis Risco y la mano que acogota a la china fuera negra, ¿diríamos que se están burlando de que Risco es afroperuano? 2. En su campaña política Galarreta decía “a mí nadie me rompe la mano” aludiendo a su discapacidad.

El presidente del Congreso, el fujimorista Luis Galarreta, se quiere bajar a Caretas llamando a un boicot contra la revista que alberga la columnas de un personaje ficticio llamado Lorena Tudela Loveday, mejor conocida por su alias, China Tudela. ¿Por qué se la quieren bajar? Porque se metió con quien no debía.

La China pertenece a la clase social más acomodada de Lima, es blanca, tiene plata, instrucción, mundo y está mejor relacionada que la Reina de Inglaterra. Pero también es racista, clasista y un poco machista pese a haber sido abanderada de las causas feministas -eso sí, con charm- desde el colegio. Y a sus casi 50 años sigue siendo inocentona y se le sigue paseando el alma como cuando tenía 20 y su novio de entonces, Pepe del Salto, le sacaba la vuelta hasta con la servilleta.

Algunos piensan que la China es anacrónica y debe desaparecer, que ha perdido gracia -si es que alguna vez la tuvo- y que con el paso de los años se ha convertido en un desfogue de los odios y antipatías de su creador quien, además de machista, es misógino, clasista, racista y, además, hoy es un viejo amargado. Para estas personas, Rafo es la China y no hay más. Otros, en cambio, pensamos que el personaje siempre ha sido así y que, en efecto, en estos tiempos de escaldaduras perennes, sensibilidades teratológicas y corrección política tendiente al buenismo facistoide, la china está en off side hace años y sí, los años le han quitado filo y frescura. Pero, ¿a quién no?

“Solo insulta, no aporta nada, hay que convertir a León en un ejemplo de lo que no debe ser tolerado”. ¿Sí? Bajo ese criterio hay que cerrar el Congreso mañana o evacuar a más de la mitad de sus ocupantes actuales. Pero sigamos. ¿Y qué cosa exactamente es eso que no debe ser tolerado? “La injuria, el maltrato y todos los -ismos que el autor de la china destila a través de su personaje”. ¿En serio?

¿A dónde nos lleva todo esto? A mí me puede joder y, de hecho, me joden montones de las cosas que se dicen de mí y de un montón de gente a la que admiro, aprecio y quiero, y puedo considerarlas injuriosas y hasta difamatorias. Pero para eso están los tribunales (no es la Suprema de EE.UU., pero qué hacemos, es lo que hay).

Me gustaría decir esto, sin embargo: Por lo general, la injuria y la calumnia no admiten dudas sobre su naturaleza, porque en el extremo nunca son difíciles de identificar. Por ejemplo: “eres un cholo de mierda malparido, en mala hora que a los protocaviares esclavistas les diera por eso de los derechos humanos, estarías muerto, pedazo de mierda”. No hay dudas allí, como no las habría si alguien llama a cualquiera, “miserable ladrón de siete suelas”. Y aunque lo fuera, la difamación es bastante clara.

Pero muy rara vez es así. Y por eso quien se siente agraviado tiene las vías legales para presentar su demanda y exigir rectificación y, si cabe, pena y compensación. Es también por eso que la injuria, la difamación y la calumnia son delitos que no se persiguen de oficio. Es decir, si no demanda el que se siente agraviado, no demanda nadie. Eso no pasa con un secuestro o con un asesinato porque son absolutamente objetivos.

Si la subjetividad de cada individuo basta para eliminar algo por incómodo u ofensivo, sea amigo o enemigo, más pronto que tarde el oficio de escritor o periodista no tendrá valor alguno porque no será posible ejercerlo sin romperle la cristalería a alguien. Siempre alguien se sentirá ofendido en lo más profundo de su ser por lo que para otro constituye la nimiedad más miserable o el derecho de expresar disconformidad con un hecho, idea o creencia; incluso burlándose de ellos.

Una cosa es que no te guste y otra, muy distinta, que su naturaleza injuriosa constituya una amenaza a la sociedad. Me puedo ofender porque me dicen gordo, porque me dicen cholo, porque me dicen burro, porque me dicen feo, porque me dicen ateo, porque me dicen ignorante, porque me dicen caviar, porque me dicen proterruco, porque me dicen maricón, o porque dicen que lo que escribo lo puede escribir cualquier día un mono en vodkas. Da igual. Nada de eso contribuye a pauperizar a la sociedad de manera importante y, en todo caso, si lo hace, el costo de impedirlo con alguna medida coercitiva del tipo que pretende Galarreta es demasiado alto en comparación. Si afectan mi honor acusándome de un delito o falta, por ejemplo, entonces sí, ahí nos vemos en el Poder Judicial. Pero es distinto. Tampoco puedo afirmar que si me insultan a mí están insultando a todos los hombres, ni a todos los periodistas, ni siquiera a todos los que pensamos o nos vemos como yo. No, es solo a mí. Si yo fuera un político, aun menos espacio para quejarme tendría.

Cuando la revista Hustler publicó la falsa entrevista al reverendo Jerry Falwell, en la que él describe su primera borrachera con encuentro sexual incluido, en medio del cual copula con su propia madre (a la que además llaman fea y gorda), Falwell se sintió injuriado, difamado y calumniado. Y con razón, ¿cierto? Hablamos de un religioso, de un pastor bautista conservador al que algo como eso puede destruirle ya no el ánimo, ya no las ganas de salir a la calle; no, objetivamente le puede destruir la vida. Pero adivinen qué… la Corte Suprema de Estados Unidos dijo que Flint podía burlarse de lo que le diera la gana. Y más aún mientras eso que dijera fuera, de alguna manera, inverosímil. La corte daba por hecho que nadie, ningún lector, podía pensar que fuera cierto lo que la revista esa publicó. Qué alucinante, ¿no?

El precio de la libertad es alto y solitario. O lo pagamos todos juntos o todos juntos nos ayudamos a ponernos los grilletes a la altura que le parezca al censor de turno según el día de la semana. Porque me parece que inexorablemente estamos yendo en esa dirección. Después de eso, ¿quién se atreverá a decir lo que nadie más se atreve a decir o a señalar lo que nadie más se atreve a señalar? Y más importante, ¿cómo, si quienes piensan parecido ya decretaron que eso no se dice, aunque sea cierto, porque podría ser injurioso para “alguien”?

Me parece que de lo que se trata es de burlarse del poder, independientemente de quién lo detente. Y claro, ¿qué puede criticar la China Tudela? No va a criticar, por ejemplo, que una determinada congresista no sepa quién es Kierkegaard, porque los que leen a la china tampoco saben y ella… pues ella vio una vez el nombre en un crucigrama del NYT y se fue rauda a buscarlo en Wikipedia. No more. Puede criticar -se puede burlar de- que Cecilia Chacón fuera elegida presidenta de la comisión de presupuesto aunque no supiera de qué se trata y que hizo roche cuando se lo hicieron notar. (¿o no puede criticar eso tampoco?).

Puede criticar que alguna mujer que se dedica a la política es dueña de un portentoso ímpetu y un gesto de emperatriz inca pero con los modales de la mona chita o de un pescador artesanal o de un jabalí resfriado. ¿Con cuál se ofende menos? ¿cuál no agrede su condición de mujer y, por lo tanto, a todas las mujeres? ¿Cuál te da risa? ¿Cuál dejarías que use la China Tudela? La China Tudela es una mujer tremendamente frívola. E idiota. ¿Y en qué se fija alguien así? ¿Se fija en las frases de cada persona para saber qué diría algún psicoanalista regio de los padres del observado? ¿Se fija caso en la corriente antropológica que explica por qué algunos congresistas no caminan en cuatro patas para no mancharse la corbata con las dos de adelante?

Una cosa no quita la otra, pero ayuda, sí, a poner algunos elementos en perspectiva. Así se ha referido (y refiere) León a otras personalidades, algunas de ellas, con tanto poder aún que ni siquiera los investiga el Ministerio Público y los medios de comunicación no los toca. Solo la China.

El cholón Ugaz, el viejo verde Arriola y feo de Ántero, el vejete carcaman lelo y memo de PPK, el borracho chusco (y hoy choro) Toledo, la pedante y antipática y pretenciosa y huachafísima Eliane Karp (miss carrot). El guata-de-bodega-de-bolichera del Alan García.

“Porque insisto, o sea, si de lo que se trata es de buscar vacas sagradas que traten periodísticamente temas, así, o sea, súper fresh, qué tal si ponemos por ejemplo al cara de flato, monrero currupantioso, zanguangón, huevas tristes, bola floja, mamertón, arrimado, trepón, cagacianuro del Alan García a escribir todas las semanas las páginas de decoración.

El único problema, pucha, sería que habría que poner una docena de tiras y otros tantos guachimanes a las casas en las que haría los reportajes, porque el zafio, hediondo, grasa cortada, pelota de basura, grandazo por las puras del tal Alan, hija, debe ser de los que se tira hasta los ceniceritos de plata de las casas decentes; y si no crees, pucha, piensa en que si en cinco años se alzó con la industria, la pesca, los transportes y comunicaciones, la energía y minas, la salud pública, el fomento, la economía y finanzas, la hacienda, la chacra y hasta la tierra de la maceta, va a estar parando mientes frente a un bibelot ajeno.”

¿La China Tudela piensa parecido a Rafo León? Difícil creer que no. ¿Rafo León y la China Tudela se fijan en las mismas cosas y consideran los mismos rasgos para evaluar caracteresy comentarlos? Difícil creer que sí. ¿Son León y Tudela la misma persona? Voy a contestar eso con otra pregunta: ¿Es Humbert, Nabokov?

Entiendo que le puede pasar a mis hijos. Y no sé si seguiré pensando igual cuando suceda con ellos. Pero hoy, que puedo expresarme con una libertad que no poseo, esto es lo que me parece y me preocupa.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Nada de Sexo (1980-1982)

Estaba en 4to grado de primaria y tenía 8 años. No sé en qué momento nuestros juegos de policías y ladrones, esos que jugábamos con las niñas, adquirieron una sensualidad (mierda, que palabra para pegajosa, wákala) que nunca había tenido. Entre niños -insisto, de ocho años- conversábamos de las pequeñas erecciones que experimentábamos por razones desconocidas, de qué niñas nos gustaban y por qué. Y nos las repartíamos: tú vas a estar con tal y tú con tal y tú con tal no porque ella me gusta a mí.

Que yo recuerde, nadie nos hablaba de sexo a esa edad y solo los que tenían hermanos o primos mayores podían aportar a nuestro vocabulario, cultura y conocimientos sexuales. Sí, la información más caliente que teníamos nos llegaba a través de otros niños de 8 años que tenían hermanos de 10 o primos de 12. Lo más cercano que tuvimos nunca al sexo en ese entonces, fue el diccionario obligatorio del colegio, el Rancés (Sopena): SEXO: condición masculina y femenina de animales y plantas. Aburridísimo, tenía que haber más.

Pero la inquietud estaba y nadie se atrevía a preguntarle nada a algún papá o mamá (y sospecho que más de uno hubiera toreado la pregunta con un helado o alguna cojudez por el estilo para distraer al chibolo ladilla y preguntón). Mi papá no vivía conmigo, solo lo veía los fines de semana, así que para todo efecto práctico mi mamá era mi papá y mi mamá y no es que tuviera tiempo para sentarse con nosotros a preguntarnos por nuestras inquietudes, no, eso no pasó nunca.

Un día de vacaciones, subidos en el techo de nuestra casa que se conectaba con los techos de otras dos casas, nos encontramos, mi hermano de seis años y mi mejor amigo de la infancia de 9, un montón de revistas pornográficas en el tragaluz del baño de la casa de la vecina. De la abuelita de una de nuestras vecinas, en realidad. A decir verdad, solo eran retazos de revistas, ninguna estaba completa, pero recuerdo bien que eran Cinco y Zeta y una más cuyo nombre se me escapa. Más que las fotos, en blanco y negro y con el grano tan exageradamente reventado que más que ver uno tenía que adivinar lo que había allí, nos llamaron la atención las historias.

A mí me impactaron tanto que, 36 años más tarde, recuerdo palabra por palabra algunos de esos párrafos. Nos daba entre risa y pudor, un cosquilleo raro, inusitado, inédito hasta entonces. Pero las seguíamos leyendo a escondidas, porque “sabíamos” que era algo “malo”. Y lo malo es rico, qué carajo, es rico, como la torta de chocolate. No recuerdo qué pasó con ellas. Me parece que mi hermano se las entregó a mi mamá para vengarse de alguna cosa (de niño siempre fue un soplón, pero se curó como a los 16 años) y ella las quemó y nos dejó con millones de preguntas sin responder. Uno o dos años más tarde, en la casa de otro amigo, este sacó un casete de betamax de debajo de la cama de sus papás y puso Garganta Profunda (en ese momento ni idea tenía de qué estaba viendo, lo supe casi 20 años después) y las preguntas y las sensaciones de hacía dos años crecieron de manera exponencial.

Por la misma época, en el colegio empezaron a aparecer algunas revistas a las que solo se tenía acceso si alguien en tu casa las compraba y no era nuestro caso, así que siempre andábamos detrás de alguien con un hermano o primo mucho mayor. Y de pronto, un día, así como la primera vez que vi el mar y me enamoré para siempre de él, apareció ella: una Playboy (estudiábamos alemán, así que solo los que iban a Miami sabían cómo se pronunciaba, los demás decíamos plaivoy). Una mujer rubia muy ligera de ropas en la portada lustrosa, hermosa, una que no tenía nada que ver con las hojas sueltas que parecían de mimeógrafo y en las que conocimos algo más del sexo como no debe ser conocido.

A partir de entonces la vida cambió. Un poquito, pero cambió, porque ya nunca más pudimos ver nada con los mismos ojos. Nada. Nos reuníamos en la casa de algún amiguito para “jugar” y nos pasábamos buena parte del tiempo entre el Atari y las calatas. Teníamos 10 años y esas revistas Playboy jugaron un rol en nuestras vidas para el que definitivamente no estaban pensadas. Nos presentaron el sexo como nunca lo habíamos visto ni imaginado cuando jugábamos policías y ladrones en el patio del colegio con nuestras compañeras de clase, cosa que seguíamos haciendo.

Foto de Papua Nueva Guinea (no es de National Geographic, pero la idea es esa)

En la serie Días Felices, Richie Cunningham y sus amigos Potsy y Ralph, se escondían en el baño para ver a las aborígenes sin ropa de National Geographic. Nosotros nos subíamos al techo a ver mujeres que no veíamos en la calle y una parte importante de nuestra manera de ver, entender y acercarnos al sexo se forjó allí, entre risas nerviosas, textos de los que entendíamos muy poco o casi nada, pleitos sonsos y hojas rotas.

Para bien o para mal, esos fueron los primeros pasos temblorosos e ingenuos en un campo lleno de minas pero que transitamos sin ningún reparo… bueno, solo que no nos pesquen. Las clases de educación sexual eran tan teóricas que salíamos corriendo a buscar en las revistas eso de lo que nos habían estado hablando en clase. Nunca lo encontrábamos.

No hay moraleja, es lo que es.

Hugh Hefner se acaba de morir y recordé todo esto. Él fue, de alguna manera y sin quererlo ni proponérselo, una especie de mentor de muchos de nosotros, un mal ejemplo a seguir, pero el único que teníamos porque, verán, en ese entonces, no existía un niño de 10 años que siquiera se atreviera a pensar que sus papás tenían sexo; ni hablar. A menos que los hubiera visto, claro, lo cual era de por sí una especie de desgracia, una maldición que venía con estigma. Si tenías una hermana mayor guapa o habías visto tirar a tus papás, estaba jodido porque vivías rodeado de trolls calientes de 10 años.

Solo una vez en mi vida compré una revista “de calatas”. Lo hice con mi primer pago semanal de la Bolsa de Valores, a los 18 años y la regalé cuando, sorpresiva e inesperadamente, la terminé de leer.

Fue Playboy, porque Hustler ya era muy brava. Pero esa es otra historia.

Salve Hugh, al menos te tuvimos a ti.

 

No se hagan, sí se acuerdan.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

¡Aguas! ¡El Papa!

Este puente está sin terminar y clausurado, al menos, desde el 2015. FOTO El Comercio

(Una versión más corta de este post se publicó el 27/09/2017 en el diario Perú21)

¡Aguas!¡El Papa!

¿Tiene sentido hacer la misa Papal de Francisco en la Costa Verde? Como diría el descuartizador de Chihuahua (y nunca Jack El Destripador), vamos por partes.

Primero que nada, como le dijo el Propio Papa Pancho a Televisa en el 2015 en México, el diablo se la agarra con la gente que tiene mucha fe. ¿Y qué mejor oportunidad que mandarle un tsunami a dos millones de creyentes reunidos a la orilla del mar para golpearse el pecho y tomarse su selfie con el Papa móvil?

Otro puente sin terminar hasta hoy (FOTO El Comercio)

Bromas aparte, no es necesario ser un técnico de Defensa Civil para darse cuenta de que realizar una misa de esas características en la Costa Verde es potencialmente peligrosísimo. Ya sucedió -varias veces- que tras un evento multitudinario colapsaron pistas, avenidas y rutas de salida e incluso a algunas personas les tomó hasta 3 horas salir. Y sin emergencia. ¿Recuerdan cómo se ponía la pista con Mistura? Pues bien, la feria gastronómica llevó medio millón de personas en una semana y era un infierno cotidiano; y aquí quieren meter 2 millones de cabezas de cordero de un solo empujón.

El viceministerio ya dijo que no procede, pero el cardenal Cipriani, desesperado por salir en la foto al lado del Papa sea como sea y cueste lo que cueste, dijo que no había que ser ave de mal agüero (en serio, eso dijo, él todavía) y estar hablando de terremotos. Contradiciendo al Papa, nuestro congresista Carlos Tubino aseguró que:

Pero en fin.

Explanada de la Costa Verde en Magdalena donde se realizaría la misa papal (presidida por el cardenal Juan Luis Cipriani).

Y se pone peor. Que el alcalde de Magdalena, Francis Allison, diga que él puede garantizar que i) solo se le permita la entrada a 1 millón de personas y ya no a dos millones y ii) que se puede evacuar a ese millón en 20 minutos, es ofensivo. O debería serlo porque nos quiere ver la cara. ¿Cuál es su enjuague y con quién? Es más, también debería ser ofensivo que afirme que con subirse uno a media escalera (sin terminar) se salva del tsunami porque este como máximo tendrá 9 metros… y todo el evento se realizaría por encima de 5 metros.

¿En serio?

Pero vamos a cuestiones más prácticas. Solo hay dos salidas muy angostas y muy lentas (las escaleras) porque la pista estará cerrada. En caso de una emergencia dos millones (o un millón) de personas estará entre el mar que se sale y la pared del acantilado que puede caerse llevándose las escaleras (las redes son para las piedritas, no para sostener el cerro). ¿Sigue sin parecerte suficiente razón?

Población por distrito Lima Metropolitana, agosto 2016. Click para acercar.

El representante de Cristo se debe sobre todo al pueblo y a los pobres, ¿cierto? Eso es lo que el Cardenal Cipriani repite cada vez que puede. Entonces, ¿por qué no celebrar misa más cerca de ellos? Solo en San Juan de Lurigancho (a 1 hora y 20 minutos de la Costa Verde y en taxi) vive más gente que en todos los distritos con vista al mar de Lima juntos (exceptuando Villa el Salvador, desde donde también toma 1 hora llegar a Magdalena y también en taxi).

En Lurigancho, Comas, Carabayllo, San Martin de Porres, Los Olivos, Puente Piedra e Independencia viven más de 4 y medio millones de personas, mientras que en los distritos de la Costa Verde, poco más de medio millón. Los índices de pobreza coinciden más o menos con el número de habitantes por distrito; es decir, ir a ver al Papa a Magdalena es caro para muchísima gente porque tiene que movilizarse durante largo rato y porque, lejos de su hogar, tiene que comer fuera o no comer. Y lo más probable es que lo haga en familia, o sea, más caro aún. (Siempre me llamó la atención que la Iglesia, mientras predica un profundo rechazo hacia las cosas materiales en favor de una plena y eterna vida ultraterrena, demande plata para todo).

Pobreza por distrito (Click para acercar)

Entonces, retomando, ¿por qué hacer la misa en una playa de Magdalena donde, además de peligroso, es muy costoso llegar para una parte muy importante de la población de Lima?

No sé, me parece que es cuestión de sentido común. No creo que el sucesor de Pedro encuentre estas consideraciones mínimas poco razonables. Porque desde cualquier punto de vista, es más fácil mover al Papa que a dos millones de personas y, finalmente, de lo que se trata es de que llegue el mensaje, ¿no? ¿No? ¿NO?

No.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

LOS “CRISTIANOS” PRESOS

tuit kouri 5 de abril

La semana pasada escribí este Tweet:

Demasiadas personas leyeron “todos” donde en realidad dice “muchos” pero, prueba PISA aparte, la afirmación es cierta. Hay un montón de gente cuestionada, con investigaciones o procesos judiciales abiertos, condenas y reparaciones civiles por pagar, que se llama a sí misma “creyente”.

Ejemplo de estas personas que de puro cristianas quieren preservar la tradición y los valores y por eso son “pro vida” y están en contra la “unión civil”, son Carlos Raffo, condenado a prisión por peculado (robarle al Estado) y a pagar 2.5 millones de reparación civil; y Alex Kouri, condenado a cinco años de prisión por colusión contra el Estado (otra forma de robarle al Estado) y 26 millones de reparación civil. Ellos, entre varios otros políticos y “periodistas” “conservadores” y sus ayayeros -muchos de ellos cuestionados, investigados, procesados y condenados- están muy preocupados por los valores.

Y, todo esto, sin mencionar uno a uno los casos de la recatafila de curas, sacerdotes, pastores evangélicos y Sodálites acusados de los más diversos delitos que van desde robo hasta asesinato, pasando por secuestro, tenencia ilegal de armas, lavado de activos, tráfico ilegal de tierras, tráfico de personas, entre otros. Y peor aún, siendo “guardianes” de la “fe” y depositarios de la confianza de miles de creyentes, algunos están acusados de abusar sexualmente de menores de edad. Incluso de niños pequeños.

La ironía se cuenta sola, pero la paradoja va mucho más allá.

LA PAJA EN EL OJO ¿AJENO?

Como estado, como país, tenemos un gravísimo problema de corrupción institucionalizada. No es que tengamos un caso… o algunos… o varios casos de autoridades o funcionarios corruptos repartidos por aquí y por allá. No, la mitad de los gobernadores regionales actuales enfrenta alguna investigación por algún delito relacionado a la corrupción; hay más de 14 gobernadores y ex gobernadores regionales presos por esos mismos delitos y otro tanto de alcaldes acusados y presos. Y más importante: ninguno actuó solo y no tienen uno o dos cómplices como a algún candelejón -o muy cínico- le podría parecer, no. Ayer, el MEF congeló las cuentas de tres gobiernos subnacionales (dos regionales: Ancash y Callao y uno municipal, Chilca) para que no se tiren la plata los miembros de esas redes de corrupción que aún no han sido detenidos.

Peor y en la misma línea: no tenemos un solo presidente sin tacha. El actual tiene acusaciones -que, ciertas o no- siguen dando vueltas; Humala está acusado de recibir dinero de un país extranjero para hacer campaña; Toledo tiene orden de captura por presuntamente haber sido coimeado por Odebrecht; García acaba de ser incluido en una investigación (¡al fin!) y Fujimori está preso y todavía no terminan de enjuiciarlo por todo lo que hizo.

¿Y qué dicen al respecto todos estos cristianos que quieren mantener los valores tradicionales de los peruanos, proteger a la familia y a los niños? ¡Qué pueden decir si muchos son los protagonistas de estas historias de asalto flagrante al estado y sus ciudadanos o son los amigos de estos!

En mi columna de ayer escribí:

“(parece) que la corrupción no nos interesa porque ya percibimos metástasis y todo nos da igual o, peor, porque hemos terminado aceptándola pues ya forma parte de nuestra cotidianidad y no solo la toleramos, sino que hasta la vemos con comprensión: ven a mi casa esta Navidad.

No nos sentimos incómodos a su alrededor. Uno se encuentra con corruptos comprobados y algunos que salieron por tecnicismos del tipo “sí, es su voz, sí está coimeando, pero las pruebas no sirven porque fueron obtenidas de manera ilícita” y los saludamos como si no fueran esos que le robaron al país y en particular a los peruanos más pobres y necesitados.

Una sociedad que acepta al matón, al ladrón, al corrupto o incluso al asesino y los acoge sin problema, pero que se escandaliza porque dos hombres van de la mano por la calle, es una sociedad muy enferma.”

Gravemente enferma.

Porque la verdad es que no te molestan tanto los curas pedófilos y definitivamente no te joden los curas miserables que los protegen o los esconden o los alcahuetean. No te incomodan los ladrones y coimeros sinvergüenzas que se llevaron la plata que podría haber servido para hacer más puentes, más postas médicas o equiparlas mejor y poder haber salvado la vida de más niños o incluso de policías accidentados cumpliendo su deber. No te jode demasiado encontrarte con ellos en Bottega o en la Tiendecita Blanca y sentarte en la mesa de al lado si es que no hay otra; no te jode cruzártelos en La Gloria o en La Carreta o, casual, en San Antonio. Que esa gente que jodió a miles para robarse millones y que ahora se sienta delante de ti a gastárselos, no te mueve un pelo y no tienes ningún problema en presentárselos a tus hijos o a quien sea que te esté acompañando en ese momento. Luego, rajas un poquito porque, finalmente, la hipocresía es parte tu naturaleza; el doble rasero también es contra ti y, quizás, él haría lo mismo si el corrupto fueras tú.

Pero si delante de ti se sienta una pareja de homosexuales que de vez en cuando se tocan las manos por encima de la mesa, vas a pedir que los saquen. O que les llamen la atención para que se comporten. O que te cambien de lugar para no tener que ver de frente tanta inmoralidad. Pasu madre, qué pobre diablo eres.

CIERRE

Es semana santa. Yeshua ben Yosef era un judío palestino al que mataron por decir que nada de lo que le importaba a los demás, importaba realmente y que había que tratar al prójimo como a uno mismo. Mal hombre o mala hora para llegar.

Magias aparte, preguntémonos: Si este hombre viera a una niña de 11 años embarazada y desesperada, ¿la obligaría a dar a luz? Si viera a nuna pareja de homosexuales que no pueden visitarse en la clínica, ¿permitiría que hagan lo que sea necesario para que puedan morirse juntos? Si escuchara a Cipriani un sábado por la mañana diciendo que hay que preguntarle al pueblo si la niña de 11 años debe poder abortar o si le deben dar la píldora del día siguiente o si deben convertirla en madre de la semilla de su violador, ¿se acordaría de Barrabás?

¿Qué pasaría si este hombre de piel y ojos oscuros, de pelo largo trenzado y manos y pies toscos, apareciera hoy diciendo en esencia lo mismo que -dicen- dijo hace 2 mil años; que el mandamiento universal es ama a tu prójimo como a ti mismo?

Quizás Butters se burlaría de él en la radio y diría que parece medio cabrito y que seguro encima es un misio, “¿Qué cosa sabe ese?¿A quién le ha ganado?”. Y llamaría a su amigo el cardenal para que le sobe la pancita y le diga que es buen chico. Y luego a su amigo Altuve Febres, religiosísimo abogado de Odebrecht, para que demuestre por qué es que ese zambo es un farsante marxista. La recatafila de mafiosos “pro vida” (que haya mafiosos pro vida no significa que todos los pro vida sean mafiosos) dirían que ese jipi cochino no los representa y que, de hecho, no representa a nadie. Barba y Rey, dirían más o menos lo mismo pero insultando a alguien que no tiene nada que ver en el asunto de taquito y descalificando a Jesús porque “seguro es marihuanero, porque mi vecino es un pelucón igualito y fuma marihuana”. Figari, desde Roma y rosario en mano, mandaría a preguntar si el jipi tiene hijos. Alex Kouri -desde la cárcel, con su camisa negra- diría que no hay que hacerle caso porque es un n.n. pestilente. Desde la Diroes, Fujimori dirá que si el flaco no se pone en orden, se puede convertir en uno de los huevos de la tortilla, como el niño de 8 años asesinado en Barrios Altos. El pastor Rodolfo González Cruz diría que si lo ven hablándole a la gente hay que matarlo antes de que convierta a todos en jipis pulguientos. Los “ConMisHijosNoTeMetas” berrearían para que el Estado no le permita acercarse a sus hijos, ¿Y Figari? Ah sí, ese sí todo bien. Castañeda esperaría a ver qué pasa para saber si coge una piedra y se la tira en la cabeza o le recoge la túnica con un gesto sumiso y su risita de siempre. Y Cipriani soltaría alguna idea ajena como suya para parecer inteligente sin molestarse en decir de quién es en realidad.

La verdad es que si Jesús se apareciera hoy, lo matarían más rápido y desde lejos, como para no tener que tocarlo -debe tener pulgas- o escuchar tonterías como que todos los hombres son iguales ante los ojos de dios.

PS Al tuit de Kouri que abre este post le sigue esto:

Y finalmente…

También tenemos que reírnos. 🙂

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | 8 comentarios

Lo idiota es tu idea, no (necesariamente) tú

 

espagueti voladorTouched_by_His_Noodly_Appendage_

El Monstruo Volador de Espagueti y el traidor.

Si estás firmemente convencido de que tienes derecho a expresar en público lo que opinas, piensas, dices o crees; entonces tienes que estar preparado para que cualquiera en el público te diga que lo que opinas, piensas, dices o crees no tiene sentido alguno, sin importar cuán sagrado lo consideres.

Que pertenezcas o no a una mayoría cualquiera no te faculta, ni a ti ni a tu grupo, a tratar de imponer en la vida ajena aquello que piensan, sienten, opinan o creen por más bueno, necesario o deseable que lo consideren, ni tiene nadie que respetar tus ideas ni tus creencias más allá de la tolerancia. Tolerancia que, en realidad, es una palabra con truco y que usamos mal porque tolerar es siempre, de alguna manera, aceptar algo a regañadientes pues, en realidad, no termina de convencernos. Distinto es asumir ese algo como un igual: eso se llama aceptar. Aceptar que existe, aceptar que tiene tanto derecho como tú a existir y a ocupar el espacio público y de acceder a los derechos y oportunidades a los que accedes tú. Nada menos que eso es aceptar.

homosexualice

Sí, hay gente que cree estupideces como esta.

En tu espacio privado, mientras no sea ilegal, puedes quedarte sin rodillas rezándole al ser invisible que más te guste o cantarle el arroz con leche a un toro antes de matarlo con un cortaúñas y comértelo con papas fritas, o cocer a fuego lento a un gatito y engullirlo guisado con culantro pellizco a pellizco (siempre que de esto último no sepa nadie, porque pocas cosas indignan más a la gente en nuestro país que enterarse que alguien más come gato).

Hay una distinción que no estamos haciendo a la hora que elegimos (sí, elegimos) ofendernos por lo que alguien más afirma de lo que decimos, pensamos o creemos. El que dice que tu idea, creencia u opinión es estúpida (o que no tiene sentido, que es más o menos lo mismo) no te está diciendo estúpido a ti, ni te está insultando, ni te está injuriando. Porque, te cuento, la injuria es delito, así que si te injurian anda y demándalo. Las ideas que cada uno suelta (habladas, escritas o como sea), una vez dichas, son independientes de cada uno. Para bien y para mal.

Si alguien dice que le parece ridículo creer en un ser cuya existencia no se puede comprobar, no te está diciendo ridículo a ti, que te arrodillas cinco veces al día con tu brújula en la mano a rezar; está diciendo que le parece ridículo creer en eso que tú crees y la manera en la que lo crees. Y no se trata de acciones sin sujeto, como podrían querer pensar algunos que seguramente tiran la piedra y esconden la mano. Sucede que no somos indesligables de nuestras acciones e ideas así como no constituimos nuestras equivocaciones en el momento en que las perpetramos, ni antes ni después.

En el extremo, todo es ofensivo para alguien: “la verdad”, “la mentira”, “la sugerencia”, “la duda”, “la felicidad” y “la risa” (tantísimo) pero, sobre todo, la crítica en forma de sorna. Son muy raras las ocasiones en las que se hace escarnio gratuito de algunas de estas cosas que pensamos, decimos o creemos; la burla o la ridiculización aparecen cuando pretendemos fundamentar, explicar, defender o justificar creencias o convicciones personales forzándolas en el espacio público. ¿Cómo? Por ejemplo, poner una cruz en un tribunal de justicia o cosas incluso más serias con implicaciones peligrosas y potencialmente nefastas como, por ejemplo, intentar definir la vida o determinar el futuro de una niña a partir de una tradición basada en un libro apócrifo de más de 1.500 años. Tu derecho a defender lo que crees en el espacio público es exactamente el mismo que tiene el resto de burlarse de ello o de descalificar tus justificaciones en el mismo ámbito.

morgan freeman tuit homophobia

“Odio la palabra homofobia. No es una fobia. Usted no está asustado. Usted es un estúpido.”.

Las personas solemos asumir personalmente -y de muy mala gana- las críticas contra lo que pensamos como si nos estuvieran criticando a nosotros. Y no pues, no es lo mismo. Insinuar que aquella historia de María con el ángel anunciador y el Espíritu Santo convertido en pajarito era un cuentazo para lijarle los cuernos a José, no es como mentarle la madre a alguien por más que ese alguien sienta que es igual. Porque no es pues, no es, y si no, que lo diga un juez.

¿Eres lo que sientes? ¿Eres lo que piensas? ¿Eres lo que dices? ¿Eres lo que crees? No, eres lo que haces sobre todo cuando lo haces consistentemente. Eres eso que no puedes dejar de ser aunque quieras: no puedes dejar de ser blanco, rojo, amarillo, negro, homosexual, heterosexual, indio, chino, discapacitado, peruano, chileno (respecto a estos dos hay opiniones…), cristiano, musulmán, judío o lo que sea. ¿Te das cuenta de la diferencia entre burlarse de una persona y un estandarte? Y nadie puede burlarse de quién eres, pero de tus ideas, en particular si se las quieres imponer al resto, por supuesto que se pueden burlar, que saquen su tícket y hagan su cola.

Así como nadie debería meterse a tu templo, iglesia o centro de adoración a decirte cuán tonto le parece lo que crees y haces, no puedes meterte tú a imponer tus convicciones en la vida de los que no comparten lo que crees. Es reciprocidad pura, ni siquiera tolerancia. Es asumir que todos somos iguales y que sea lo que sea que cada persona cree tiene el mismo valor que lo que cree tanto uno mismo como el vecino. Marcianos, Alá, Papalindo, Nessie, la Gran Mandarina o el monstruo espagueti volador; da igual mientras lo que crea lo crea en su casa y espacio privado y respete el espacio público que es de todos.

Que algo -lo que sea- una creencia o costumbre, sea vieja y masiva no significa que sea buena, ni justa, ni adecuada. Solo significa que es vieja y masiva. ¿Así como era con la esclavitud antiguamente? Así, igualito.

Claro, es más complicado cuando tu creencia te dice que es la única de verdad y que todos los demás están equivocados. Y afirmar que todos los que no piensan como uno son unos apóstatas zopencos pobrecitos que arderán por siempre en las llamas del Hades al lado de Baphometh también es violencia. Sí sabes, ¿no?

god hates fags

“Dios odia a los maricas” “Tu pastor es una prostituta” “Dios odia tus lágrimas” “Gracias a Dios por los soldados muertos”, parece que Dios es una persona muy enojada, pero sobre todo muy violenta…

Si te mortifica que alguien se meta con tu fe, combátelo en el frente de las ideas (una creencia es una idea asumida como una verdad sin posibilidad de ser objetivamente demostrada, siempre, pero una idea al fin), debate, fundamenta, replica en las mismas condiciones. Incluso demándalo si sientes que te ha ofendido y personalmente vejado y exige rectificación y hasta reparación en metálico si te da la gana. No te piques y no pidas censura porque sucederá -puedes estar seguro de ello- que si te hacen caso, no pasará mucho tiempo hasta que a alguien más le parezca blasfemo y ofensivo lo que tú dices, piensas o crees y entonces alguien más pedirá que te censuren a ti. Ten la seguridad de que lo harán.

Ser políticamente correcto[i] no es un valor, es una necesidad para la convivencia cuando el statu quo peligra (¿nos gusta el statu quo?). La libertad de expresión, en cambio, sí lo es. ¿Y sabes por qué? Porque esta se destruye por completo donde la anterior solo se despostilla; porque ser políticamente correcto es una decisión y la segunda un derecho fundamental que debería ser irrenunciable no solo por el derecho que tiene cada uno de decir lo que piensa si no también y sobre todo, el derecho que tienen los demás a escucharlo, verlo u oírlo, es decir, el derecho a conocer.

Y el asunto con los derechos a medias es que son como dios: en realidad, no existen.

BaphometNameShopify_1024x1024

¡Bendíceme, oh Baphometh, ilumíname con la naturaleza melancólica de la duda infinita!

(Publicado originalmente en marzo de 2015)

[i] Lenguaje, ideas políticas o comportamientos con los que se procura minimizar la posibilidad de ofensa hacia diversos grupos. Afirmar que dios no existe puede ser políticamente incorrecto pero nadie puede ni debe ser reprimido por afirmarlo. Afirmar que hay que perseguir, apresar o matar a los cristianos es delito (y de imbéciles) y sí debe ser perseguido y reprimido. ¿Se entiende la diferencia?

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Estimado Sr. Presidente:

ppk-shhh

No tengo US$100 millones en el banco ni 80 años. Empiezo con eso porque me han dicho que esos son dos pre-requisitos que debe presentar alguien para que usted se sienta interesado en hacerle caso. Porque me aseguran que usted escucha a todo el mundo, pero que solo se hace caso a usted mismo. Imagino, porque usted es el único de entre quienes lo rondan que podría tener esa plata y tiene esa edad.

Me dicen también que usted desprecia profundamente la política; que la considera un oficio menor, de gente pequeña que debe vivir engañando sistemáticamente a otra gente para que la elijan y la mantengan. Me dicen que usted encuentra despreciables a quienes negocian su apoyo a cambio de alguna prebenda, sobre todo cuando se trata de apoyar iniciativas que benefician a la sociedad en su conjunto, que impactan en el bien común y que trascienden individuos y partidos.

Presidente, en un mundo justo en el que los hechos y la evidencia científica importaran tanto como los principios y la ética porque la acumulación material no constituye el motor que mueve a las sociedades y ha devenido en constituyente fundamental de su identidad, su enorme desdén y asco por la política ratoneril tendría lugar. Lamento informarle que, desgraciadamente, Sr. Presidente, no vivimos en ese mundo.

Vivimos en un mundo en el que a las ratas se les mata o, en el mejor de los casos –si se es crudi-vegano, unicornista, hindú o discípulo junkie del new age– se les aísla y mantiene a raya. Vivimos en un mundo en el que hay un montón de miserables que piden negociar antes de apoyar normas para que los chicos puedan ir al colegio y a la universidad sin que los engañen.Vivimos en un mundo al que no le importa nada más que su bolsillo.

Simpatizo en parte con su mirada hacia la política y sus actores. También encuentro terrible y de miserables que un sujeto negocie un voto para poner un caño a condición de que se contrate a su pariente para poner ese caño.

El problema es que en un mundo en el que la obtención de renta se pone por encima de cualquier otra consideración, ser principista sin ser práctico es un gran riesgo. A las ratas, le decía, se les mata o aísla. Uno no normaliza su vida para incorporarlas ni les pone casa, seguro social ni derecho a voto. Y la razón es simple: la rata no puede ser quien no es porque ni siquiera puede imaginar otra cosa.

Odebrecht acaba de reventar y todos estamos pendientes de los detalles y, sobre todo, de los nombres. En gran medida, porque involucra a más gente de la que uno está dispuesto a imaginar, pero también porque es la gran oportunidad de las ratas de probar que, en el fondo, todas son ratas. Depende de usted y de su equipo demostrar que no es así: caiga quien caiga, sin importar si uno se llevó 50 millones y otro en cambio solo 10 mil o uno antes y otro después. Todos los corruptos condenados y/o presos, no importa si no cumplen condena por prescripción.

El mensaje debe ser fuerte y claro: le robas al país y te jodes de por vida.

No retroceda. Y si lo hace pensando que ello servirá aunque sea para sacar los cuatro proyectos por los que quiere ser recordado, piense que solo se convertirá en un cómplice de todos a los que les da igual la justicia, la ética y el Perú republicano que Ud. prometió. La mejor manera de ser intrascendente es no hacer olas y, en épocas como estas, la intrascendencia es complicidad.

Llegamos al 2017 y a su gobierno le quedan 4 años y medio por delante. En el lapso transcurrido ha hecho usted un gobierno desigual, disparejo y accidentado. Ha hecho cosas buenas, pero las malas siempre sonaron más fuerte. Mucho más fuerte. Tanto que hay quienes se atreven a afirmar que no hizo usted nada. Sabemos quiénes son, sabemos por qué lo dicen y sabemos qué sucede luego. Y debe tener usted muy fresco el ejemplo: su ministro de Educación, Jaime Saavedra, a quien se bajaron sin asco y a mentira limpia.

todos-contra-pisa

Los hechos, señor presidente, han dejado de importar. Importa el manazo, importa el arranchón y la carrera, importa el hostigamiento, importa el volumen de la mentira, importa la cantidad de veces que esta se repite, importa el concreto, importa no ser “blanco”, “caviar” o “pituco”; importa llevar la fiesta en paz a cualquier precio, importa dejar que el país crezca aunque sea conducido por burros rebuznándole a gritos a otros burros.

Usted lo sabe, es un tipo hábil e inteligente. Quizás, quiero pensarlo, está abrumado por el desparpajo de tanta malcriadez y matonería, pero quiero creer que ya reaccionará. Quiero creer. Tras su discurso de 28 de julio me entusiasmé tanto como muchos otros peruanos de distintas tendencias políticas. Usted describió el país que muchos queremos: un país civilizado. En las últimas semanas hemos visto cuan lejos está ese país, sobre todo si nos dirigimos a él en mototaxi.

Muchos nos sentimos ahora como cuando juega Perú y en los primeros minutos algún delantero pega un puntazo que da en el palo del arco rival. Llenos de expectativa esperamos alguna genialidad que defina las cosas, que ponga el marcador a nuestro favor, pero en cambio llega el gol del rival a los 5 minutos. Su discurso fue ese tiro al palo, el gol ajeno fue la censura de Saavedra.

Feliz año, señor presidente. Y recuerde: no se lleva la fiesta en paz dejándose pegar.

chacon-fp-mototaxi

 

(Columnas publicadas en Perú21 entre el 28 y el 30 de diciembre:

http://peru21.pe/opinion/luis-davelouis-estimado-sr-presidente-2266236

http://peru21.pe/opinion/luis-davelouis-estimado-ppk-ii-2266335

http://peru21.pe/opinion/luis-davelouis-feliz-ano-presidente-2266435)

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario