¿Quién es Salvador Heresi y por qué nadie se acordaba?

Pero apartémonos un ratito de esa línea argumentativa y fijémonos en el recién renunciado ministro de Justicia, Salvador Heresi. Él es el presidente de Peruanos Por el Kambio (PPK), miembro de la bancada de esa agrupación, presidente de la comisión de Justicia del Congreso (hasta dentro de unos días, al menos) y le dieron la cartera de Justicia de manera, para algunos, inexplicable. Seguramente, dicen algunas fuentes a las que tuvimos acceso, como una especie de pago de favor por poner la inscripción de su partido.

Bueno, en el audio en el que Heresi conversa con el nefasto juez César Hinostroza, se menciona la convención de Palermo que trata sobre lavado de activos. Además, Heresi le pregunta al juez sobre un fallo suyo reciente que al ministro le gustaría que fuera ley porque “se está perjudicando a los ciudadanos“. El fallo de Hinostroza debilitaba la lucha contra el lavado de activos y motivó un pronunciamiento de los fiscales superiores porque obligaba a la parte acusadora a identificar y a probar la comisión del delito fuente de los recursos que presuntamente se estaban lavando, lo cual es dificilísimo. El fallo benefició luego directamente a Joaquín Ramírez. La conversación entre Heresi e Hinostroza se llevó a cabo en abril de este año. Pero, ¿por qué le interesa eso a Heresi?

También en abril de este año, la Primera Fiscalía contra el Lavado de Activos de la fiscal Yovana Mori, ya tenía un proceso de levantamiento del secreto bancario, tributario y bursátil contra el hermano del ministro, Carlos Heresi Chicoma y la esposa de este, en el marco de las investigaciones de los Panama Papers, según revela Convoca.pe.

Según el ministerio público:

Aparentemente, Carlos Heresi tiene empresas de fachada en paraísos fiscales desde hace varios años que presuntamente estarían siendo utilizadas para canalizar activos de procedencia sospechosa […]”.

Pero no era la primera vez que uno de los hermanos Heresi -o los dos- eran investigados por desbalance patrimonial. Como reporta Convoca.pe:

“En 2009, la Fiscalía de la Nación lo incluyó en las pesquisas al propio Salvador Heresi, entonces alcalde de San Miguel, por sospechosas adquisiciones de inmuebles aparentemente subvaluadas. En ese momento se desconocía de la existencia de las referidas firmas offshore. El hermano del ministro fue asesor del ahora recluido Álex Kouri, cuando este era gobernador regional del Callao, y también trabajó para Víctor Albrecht, actual parlamentario fujimorista”.

Kouri, Albrecht, Heresi.

De hecho, Salvador Heresi presentó un desbalance patrimonial de cual no sabe nadie aún como así ha salido. Ni si es que ha salido. Es más, hasta el 2014, en su hoja de vida, no registraba ningún patrimonio. ¿Se acurdan de Marco Tulio Gutiérrez (sí, el sujeto de la revocatoria y socio de Castañeda)? Él acusó a las municipalidades de San Miguel y del Callao, cuyos alcaldes eran Heresi y Félix Moreno (sí, el mafioso que estuvo preso y que salió por tecnicismos), de intercambiar favores de municipio a municipio: yo contrato a tu hermano, tú contratas al mío. Además, en el 2000, cuando Heresi, que trabajaba con Kouri, postuló por primera vez al municipio sanmiguelino, se denunció que maquinaria y activos de la municipalidad del Callao, se usaron para hacer campaña por Heresi.

Sobre Heresi hay varias cosas extrañas y sin resolver (no solo con su patrimonio) y, sin embargo, nadie lo vio y, es más, algunos hasta saludaban su designación en el ministerio de Justicia.

Pero hay una cosa más: como Heresi era ministro, se ausentaba regularmente de la comisión de Justicia del Congreso y su vice presidente, Francisco Villavicencio Cárdenasse encargaba regularmente de reemplazarlo. ¿Quién es ese señor? Pues el notario que, entre el 2013 y el 2015, inscribió las 53 empresas de fachada del exportador de oro ilegal, Juan Pablo Granda, “el Pablo Escobar del contrabando del oro”, según las autoridades de Estados Unidos. La notaría de Villavicencio también está en el Callao, como parece estar todo lo que rodea a Heresi o que este tiene por cercano. El acceso a información privilegiada que maneja Villavicencio a través de la comisión que en la práctica preside, es muy amplio. Villavicencio es, también, el notario que usaba Félix Moreno.

¿Para quién trabajaba Heresi, realmente? ¿Para su amigo Alex Kouri? ¿Y cuál sería el papel de Kouri en estos momentos?

Ni idea.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La accesitaria Ruth Monge

Ruth Monge de Tambini y Javier VIlla Stein, durante el cierre de la campaña de la primera para ser consejera del CNM.

Veamos. ¿Saben quién es la suplente de Guido Aguila por el Colegio de Abogados de Lima? Ruth Monge de Tambini. ¿No les suena? ¿Y les suena Fernando Zevallos, alias Lunarejo, el narcotraficante dueño de Aerocontinente que estuvo a punto de comprar AeroPerú y Aerolíneas Argentinas? ¿Se acuerdan de la heramana de Lunarejo, Lupe Zevallos?

Pues bien, Monge de Tambini era la abogada de ambos y, según El Comercio,

“[…] ya siendo jueza y aprovechando sus vínculos con Aerocontinente, facilitaba pasajes aéreos a jueces para que lo ayuden “en cualquier momento”, como lo revelaron los correos electrónicos hallados por la policía en la computadora de la secretaria de Lupe Zevallos”.

Nunca la sancionaron porque Monge dejó el Poder Judicial, solo para regresar años después, nada menos que de la mano de Javier Villa Stein.

Ruth Monge es nuera de Moisés Tambini, ex notario, ex presidente del Consejo de Defensa Judicial del Estado, ex abogado personal de Alan García y ex embajador en Costa Rica nombrado por el ex presidente. Según La República y El Comercio, la hija de Tambini, Mónica, era la notaria de Aerocontinente y en su notaría “se avalaron aumentos de capital, modificación de estatutos y nombramientos del directorio, no solo de Aerocontinente, sino de Nuevo Continente, la pseudo-empresa con lo que los Zevallos quisieron reciclar su cuestionada línea aérea”. Mónica Tambini, está actualmente casada con Alberto Kouri, sí, el protagonista del primer vladivideo que se hizo público, el que se tumbó al fujimontesinismo.

La nuera de Tambini defendía al narco y la hija de Tambini le fedateaba los documentos.

Villa Stein, el ex juez supremo que amenaza con un pronunciamiento cívico militar contra el golpe “caviar”, celebró su cumpleaños número 57 (en el 2005) en casa del abogado de Moisés Tambini y trabajó con Ruth Monge cuando llegó a presidir la sala Suprema en el 2009. Esta historia aparecida en El Comercio en 2009, es muy buena.

Y anoche nos enteramos de que Ruth Monge de Tambini, también tiene su audio.

Fernando Zevallos, alias Lunarejo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

CNM: ¿la clave es el Callao?

Pleno del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM)

Pese al tremendo escándalo, en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) siguen pensando que con expulsar de entre sus miembros a dos de los tres que aparecen en los audios presentados en los últimos días (Julios Gutierrez e Iván Noguera), y con que Guido Aguila renuncie, es suficiente ejercicio de profilaxis. Y no, no lo es ni de lejos.

De hecho, ante tamaña corrupción hecha pública, el Presidente de la República, Martín Vizcarra, urgió al Congreso a aplicar el artículo 157 del capítulo IX de la Constitución: “Los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura pueden ser removidos por causa grave mediante acuerdo del Congreso adoptado con el voto conforme de los dos tercios del número legal de miembros“. O sea, con 87 votos.

Sin embargo, el presidente del CNM, Orlando Velásquez, dijo

“[…] no matemos instituciones a partir de hechos aislados, a partir de gente que pulula en las elecciones políticas y parlamentarias para sacar provecho (…) esta lección tenemos que aprenderla todos“.

Eso, “hechos aislados”. De siete consejeros elegidos han debido expulsar a tres y uno ha renunciado para que no lo tengan que expulsar. Antes de despachar a Aguila, Gutiérrez y Noguera, tuvieron que echar a Pablo Quispe Pairona por vender grados y títulos universitarios de la Garcilaso y aparecer en una grabación ufanándose de ello. ¿Esa es la idea de “aislado” que tiene Velásquez?

Aquí, súper divertido esperando la grati de 28

Quizás si recordamos que Velásquez tiene más de 20 investigaciones fiscales por cosas que van desde usurpación, robo y hurto agravado, hasta abuso de autoridad, falsedad ideológica, desobediencia y resistencia a la autoridad, usurpación de funciones y fraude en la administración de persona jurídica; entendamos que quizás, para él, lo que han hecho Aguila, Noguera y Gutiérrez es una muchachada. Velásquez, quien fuera elegido por los rectores de las universidades para formar parte del CNM (¿no tenían a nadie un poquito mejor? No sé, ¿uno con 18 investigaciones fiscales, pero no con 20?) ya dijo que no va a renunciar.

Si sufriera de exceso de suspicacia diría que con sus declaraciones, Velásquez llamó a Vizcarra político oportunista ganapan por pedir que lo boten y le cierren la chingana. Pero, ¿cómo así es que Velásquez se siente tan empoderado? ¿Por qué habla como si supiera que no lo van a botar? Velásquez fue presidente de la fenecida Asociación Nacional de Rectores (ANR), el club de amigos y alcahuetes que tanto combatió la Ley Universitaria, y en el Congreso tiene amigos y ex colegas con los mismos intereses que él.

Pero en una situación tan delicada como la actual, lo decente y transparente sería que se vayan todos sin necesidad de que los boten: titulares y suplentes elegidos en los mismos procesos que permitieron el ingreso de todos esos que han tenido que botar. Y si no se quieren ir, lo que correspondería desde el Congreso es, como bien pide Vizcarra, aplicar el artículo 157, cerrar todo y empezar de cero. Pero parece que en el Congreso no quieren y con ello estarían respaldando de hecho a los que se quieren quedar; suplentes incluidos. No es poca cosa sentirse respaldado por una mototaxi que es capaz de bajarse ministros y presidentes, ¿cierto? Así es fácil ponerse valiente.

¿Y por qué se tendrían que ir todos? Aquí les cuento con un ejemplote.

Hoy, el Presidente Vizcarra convocó a un Pleno extraoirdinario para debatir la aplicación del artículo 157 de la Constitución y mandar a todos los miembros del CNM, incluyendo a los accesitarios, a su casa.

Algunos congresistas, como Víctor Andrés García Belaunde, han puesto el grito en el cielo y dicen que convocar plenos extraordinarios no está entre las atribuciones del Presidente, y que este está “en la calle”. Incluso ha anunciado que le van a devolver el pedido, sea por oficio o sea por decreto. Mira tú. Machotes.

¿Por qué tanto escándalo por una convocatoria para limpiar un organismo probadamente infectado de corrupción? Sucede que si el Congreso no hace lo que Vizcarra le pide, este puede forzarlo haciendo una cuestión de confianza. Si no le hacen caso, puede disolverlo y llamar a elecciones parlamentarias. Desde varios frentes se le sugiere a Vizcarra tomar este camino y este -y no otro- sería “el golpe caviar”, el  ejercicio del “poder fáctico caviar”, esa fantasía que repiten en las redes. Sí, aunque sea ridículo, hay quienes aseguran que, sin haber sido elegido por el pueblo, el “caviarismo” fuerza e impone su voluntad sobre quienes administran el Estado desde que el mesías Alberto Fujimori, súper valiente él, se escapó caleta del país y renunció por fax hace 18 años.

A estas alturas es inevitable preguntarse, ¿por qué tanta resistencia a que se vayan todos los del CNM? ¿Será miedo a que el Congreso no dé su brazo a torcer y el Presidente termine por disolverlo arrebatándole a Fuerza Popular su aplastante mayoría?

El CNM es la columna vertebral del sistema de justicia: pone, saca, mueve y promueve jueces y fiscales y no le rinde cuentas a nadie. Y eso estaría muy bien -que esté blindado del poder político- si no fuera por el tipo de persona que parece que, usualmente y por lo general, postula para consejero, fiscal o juez. Perder un CNM afín o lleno de “hermanitos”, debe ser costosísimo para quien o quienes a través de él presionan a jueces y a fiscales para intervenir en investigaciones y sus resultados y procesos judicicales y sus fallos.

El “maestro”, Vladimiro Montesinos lo tenía clarísimo desde 1998: sin CNM, no había manera de sostener el gobierno de Alberto Fujimori hasta el 2005. Luz Salgado, asiente, entre divertida y nerviosa.

Fuerza Popular (FP) en el Congreso podría ser, de otro lado, el músculo en el que se apoyan otras agrupaciones para impulsar sus propias agendas e intereses y bloquear aquellas con las que no están de acuerdo o que no son de su conveniencia. FP y sus 60 y pico votos serían algo así como el guardaespaldas.

Según nuestras fuentes, las mafias del Callao tienen gente instalada -o prestada de otros partidos que le reportan a sus líderes- en las comisiones de fiscalización, de defensa, de justicia, de ética y de levantamiento de inmunidad parlamentaria. Por eso, entre otras cosas, casi siempre pueden estar sobre aviso de todo lo que pasa por ahí…

…pero alguien tiene que hacerles la operación política, donde son básicamente nulos.

¿Y qué hacía Salvador Heresi? No es un gran operador político, pero algo hacía, ¿no? Aquí lo recordamos.

Un movimiento distrital, provincial o regional no tiene ni los contactos ni la logística (y estos en particular tampoco tienen las neuronas) para gestionar por sí solos la puerta por donde sale el 45% de la cocaína que se produce en el país. Sí, 45%, ¿será eso?

En el VRAEM, un kilo de cocaína cuesta entre 1000 y 1200 dólares. Puesto en el Callao, ese mismo kilo puede llegar a los 6000. Meterlo en un contenedor o en algún espacio dentro de alguna nave para que salga del país, cuesta 1000 por kilo. Si al año salen 80 toneladas de cocaína por el Callao, estamos hablando de 80 millones de dólares al año que los narcos pagan para meter su droga en contenedores o naves que dejan el país.

¿Cuántas campañas políticas se paga con eso? Eso es muchísimo dinero que seguramente se debe repartir entre varios. Las mafias del Callao son la parte menos poderosa de la cadena y, como hemos visto, la más vulnerable: es el portero, el músculo y la pequeña logística que no sale de la jurisdicción en la que también tienen sus jueces y sus fiscales.

Alguien con cierta llegada política debe ser el que pone más o menos orden entre las mafias del primer puerto;  entre los matones, los sicarios, los secuestradores, las pandillas, los arreglos de cuentas… el menudeo. Los capos de verdada, así como no se compran Ferraris en Lima, no se agarran a balazos en la calle, ni están lidiando con los que sí lo hacen, ni siquiera se reúnen con ellos. Para eso, y para comerse la cana en su lugar, tienen mandos medios, operadores, Joeys Zazas que gobiernan dentro de sus respectivas Little Italy y que son lo suficientemente fuertes para defender los intereses de todos en esos espacios y lo suficientemente precarios para escabecharlos sin problemas el día que se quieren subir al carro de los grandes. O postular al Congreso.

Esto tiene que ver con todo lo que hemos estado viendo de la corte superior del Callao, con Caracol y sus secuaces… ¿se les ocurre alguien más?

¿Quién en el Callao puede hacer que un fiscal superior amenace a Gustavo Gorriti y a Rosana Cueva con meterlos presos si no le entregan las grabaciones y le dicen quién se las dio? ¿Quién en el Callao tiene esa palanca? Que sepamos, ninguno.

¿Quién en Fuerza Popular (que desde el 2000 no ha vuelto a ser gobierno, no maneja presupuestos y solo tiene dos años de mayoría) puede tener personas infiltradas y activas en el CNM, la fiscalía, el Poder Judicial, la OCMA y la Academia Nacional de la Magistratura? Ni Keiko, ni Kenji, ni Pier, ni Herz, ni Chlimper, ni Ramírez, ni Kouri, ni Vitocho, ni Acuña, ni Arana, ni Antauro, ni Goyo, ni Lourdes, ni Castañeda, ni Lay.

¿Quién puede poner de accesitaria del CNM -por el Colegio de Abogados de Lima, nada menos- a  la ex abogada de Lunarejo, la que -según El Comercio- compraba jueces con pasajes de Aerocontinente?

¿Quién tiene jueces, fiscales y magistrados y funcionarios repartidos por el Estado hace años de años y ha tenido amplias posibilidades y marcos de tiempo para meter a su gente y convertir al estado en su agencia de empleos y de cobro de favores?

¿Quién tiene las neuronas para orquestar el peaje de la droga en el Callao, la logística mafiosa en los aparatos del Estado, el copamiento de esos mismos organismos y su defensa desde los poderes del Estado?

¿Quién puede, con todo eso, articular a los mafiosos del Callao con el CNM, el Poder Judicial y al mismo tiempo usar el músculo ciego y la fuerza bruta de Fuerza Popular?

Alguien les hace el trabajo sucio y menudo, se come la cana y los roches por ellos; y alguien les proporciona la fuerza que bloquea y golpea por ellos. A cambio, ellos ofrecen su infraestructura dentro del estado.

El CNM es el centro del poder y así se lo ha vendido a sus socios quien sea que esté a cargo: ese es el bastión que hay que defender por sobre todo lo demás, porque quien controla el CNM controla jueces, fiscales y hasta puede influir en la Onpe y la Reniec.

Por eso, ahora que Vizcarra pide que se bajen a los que están en el CNM y lo renueven, salen algunos furibundos a hacer cuestión de estado, a llamar a la exigencia de higiene en las instituciones, golpe de estado. Y sí, es golpe, pero contra ellos.

La única manera de defender el CNM contra todo y todos es manteniendo la brutal mayoría en el Congreso, la misma que seguramente desaparecería si Vizcarra hace cuestión de confianza y llama a elecciones parlamentarias. ¿Golpe? Claro que es golpe, pero no de estado.

Hay una pequeña facción, con una posición conciliadora e institucional que se le presenta al Presidente como aliada. Pide ir por los cauces constitucionales y formales, pide no patear el tablero… porque después será imposible dejarlo como estaba.

El fierro no va a estar más cliente que esto, así que hay que doblarlo y hay que empujar lo que haya que empujar hacia donde toque empujarlo. La caja de Pandora no se puede volver a cerrar, no hay vuelta atrás. En esta coyuntura, no avanzar es como retroceder y las furias no se van a quedar tranquilas retornando a sus lugares primigenios.

El juego ha cambiado y lo que corresponde es acabar con las furias. Como en el 2000, pero esta vez en serio.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

Desesperados

Un pequeño recuento de lo que vamos viendo hasta ahora que hace el fujimorismo keikista para tratar de sacar la cabeza de debajo del agua que ellos mismos están haciendo.

“La #SeñoraK podría ser yo”, dice la congresista keikista Karina Beteta, en un intento inútil de sembrar alguna duda sobre la identidad de la persona que esperaba reunirse en privado y por segunda vez con el ex juez supremo César Hinostroza. Sobre este juez pesa una orden de impedimento de salida del país y es tristemente célebre por rebajarle las penas o dejar en libertad y eliminarle los antecedentes a al menos un par de violadores de niñas entre otras cositas.

Más temprano, la también congresista keikista, Alejandra Aramayo, le dijo a Patricia del Río en RPP “yo creo que la alusión que hace de la #SenoraK ciertamente es una alusión a la señora Keiko Fujimori y a Fuerza Popular”, pero eso no significa que la reunión se haya llevado a cabo.

Tras estas declaraciones, el aún presidente del Congreso, el keikista Luis Galarreta comentó: “He visto la entrevista y creo que las declaraciones de la congresista Aramayo no precisaba que “#SeñoraK” fue en alusión a Keiko Fujimori”.

Esto era lo último en una serie de intentos fútiles por impedir que se asocie a Hinostroza y la #SeñoraK con Keiko Fujimori. El mismo día de la aparición del audio, la señora Keiko Fujimori, sin que nadie la invite y después de un silencio prolongado suyo, de su bankada y de sus trolls, escribió en su cuenta de Twitter:

“Explicación no pedida, acusación manifiesta”, dicen los abogados.

Si se fijan, la Sra. Keiko escribe “”La Señora”, de “K”” y no “La Señora K”, como claramente se le escucha decir varias veces al interlocutor de Hinostroza en el audio. ¿De dónde sale ese “de”? Pues bien, unas horas más tarde, la ex congresista Martha Chávez escribió esto:

Martha vuelve a escribir “Sra K” y se olvida del “de”. Querían echarle el pato a la esposa de PPK (Sra. de K = Sra. de Kuczynski) pero, sin el “de” dichoso, lo que hicieron, más o menos, fue fabricar un ex presidente transgénero. Eso no se los creyó nadie y tuvieron que cambiar de estrategia.

Apareció entonces “el audio verdadero” y se afirmaba que el audio que todos habíamos escuchado había sido editado para perjudicar a Keiko Fujimori. En realidad, decían, no era “K” lo que decían Hinostroza y su operador, sino “Ca-sa”.

No sé si valga la pena aclarar esto, pero ahí vamos:

En efecto y, como era más o menos previsible, eso tampoco funcionó.

Como decíamos al principio, luego de que aparecieron los audios el keikismo entero se puso en pausa y les tomó casi dos días reaccionar. A la vista de los resultados, quizás hubiera valido la pena para ellos que se demoren un poquito más. Pero bien dicen que Quod natura non dat, Salmantica non præstat (lo que natura no da, Salamanca no presta).

El desconcierto keikista llevó incluso a que, desde la Comisión de Fiscalización del Congreso -presidida por el keikismo- intentaran atarantar a los periodistas que revelaron esos audios: Rosana Cueva de Panamericana y Gustavo Gorriti de IDL-Reporteros. En la comunicación que se les envió decía que debían ir y contar quién les había dado los audios, de qué manera, cuándo y dónde.

Eso se llama tratar de matar al mensajero. Era tan burdo el intento que hasta Mauricio Mulder del APRA dijo que él no tenía nada que ver y anunció que la comisión mencionada retrocedería en sus pretensiones de “invitar” a los periodistas . Strike 1.

Un día antes, un fiscal llegó con cuatro policías a la sede de IDL-Reporteros a intentar llevarse el material en el que estaban los audios. La sorpresa sobrevino después: no había una orden judicial que avalara ese procedimiento y eso además de ilegal, es delito, así que el fiscal y la policía se tuvo que ir con las manos vacías y toda la prensa ponchándoles la torpeza. Imposible no recordar aquí a Fujijmori metiéndose a patadas a la casa de la ex esposa de Montesinos -a robarse 70 maletas y cajas con los videos que nadie ha visto- con un fiscal falso. Strike 2

Tras el autogol, el congresista Héctor Becerril -y una serie de notorios fujimoristas (notable es otra cosa que les queda muy lejos)- afirmó categóricamente que esto se trataba de una estratagema del propio IDL-Reporteros para victimizarse; que todo el quilombo era para desprestigiar a Keiko y que Gorriti era el nuevo montesinos. Si tenían uso de razón en la segunda mitad de la década de 1990 -o has leído qué pasaba en esa época- lo que dijo Becerril es de lo más montesinista que hay.

Por supuesto, ni Gorriti ni Cueva aceptaron ir al Congreso a hacer circo. Y entonces, desde la fiscalía, llegó un nuevo intento de atarantarlos.

A estas alturas uno se pregunta si esta gente fue a la universidad para estudiar derecho o se compró el título. El artículo 2, inciso 18 de la Constitución Política del Estado Peruano reconoce el secreto profesional como un derecho. Además de que este derecho también alcanza a los periodistas, el Tribunal Constitucional se ha pronunciado específicamente a favor de en más de una sentencia. ¿Entonces? ¿Acaso el fiscal no sabe eso? ¿No sabe que violar el secreto profesional es delito? ¿No tienen un código penal en la fiscalía o nunca han visto uno?

La acción de la fiscalía es una respuesta a alguna exigencia de alguien de “arriba” que, claramente, no es el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez. Por eso, el fiscal está “pescando” y sus encomenderos están tan desesperados que intentan hacerlo pescar con dos pesos pesados como Cueva y Gorriti como si se tratara de dos periodistas bisoños que se van a asustar y abrir la boca porque leen “fiscalía”, “proceso” y “obstrucción a la justicia” en un papel.

Eso también se cayó. Strike 3.

Ya son tres los intentos de amedrentarlos para identificar a la fuente de la filtración. Y con seguridad habrá más. El fujimorismo keikista se siente rodeado y por primera vez desde que perdieron la elección en junio del 2016 sienten que no tienen el control de la situación y que su número no sirve para nada en las redes y ante la opinión pública. Si acaso, todo lo contrario. Se contradicen entre ellos (dicen que sí es la #SeñoraK, que no es, que quizás sea, que quién sabe, que es para perjudicarla) y, en el colmo de lo tragicómico, el congresista Becerril pierde los papeles, se enreda y resbala con su propia lengua y sale a relucir su verdadera naturaleza, tan elocuente, indomable y desalojadora.

Los periodistas que solían limitarse a escucharlo y tomar notas, ahora le repreguntan y lo incomodan. Le han perdido el miedo a él y a la mayoría de ellos. Algo hemos avanzado.

La pregunta que deberíamos hacernos es, ¿sabe el fujimorismo keikista quién lo está empujando al precipicio? Porque, seamos realistas, no es que alguien se levantó valiente una mañana; todos los que estamos ya estábamos y, al menos en apariencia, nadie se ha cambiado de bando. Quien sea que le está disparando al keikismo, lo hace acobijado por las sombras del caos y la polvareda que los mismos fujimoristas están levantando con sus reacciones desesperadas. Pero de eso vamos a hablar en otro post.

PD La comisión permanente del Congreso ha decidido que reiniciará proceso contra magistrados del Tribunal Constitucional pese a que la Corte Interamericana de Derechos Humanos le ordenó que los deje en paz. Supongo que así como se sienten perdidos, también sienten la necesidad de asir alguna certeza: aunque esta sea su identidad de combi asesina travestida de mototaxi.

Pero cerremos con algo agradable…

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Keiko no reacciona

Congresista Héctor Becerril, y los consejeros Julio Gutiérrez y Guido Aguila del CNM.
FOTO: La República.

“La corrupción hermana”, Fernando Olivera

CHDP #36 (6 de marzo del 2016)

Han sido muchos audios con mucho contenido que digerir. Pero es claro lo que señalan: hay un profundo problema de tráfico de influencias y quizás hasta de corrupción en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y en el Poder Judicial (PJ). No es que ya no supiéramos, pero el contacto con tanta mugre paraliza.

¿Será por eso que hasta ahora Keiko ni su bancada condenan a ninguno de los protagonistas de estas porquerías y más bien se dedican a preguntarse por el origen de los audios? Si les preocuparan las formas, Mamani ya estaría desaforado junto con la kenjipandilla, pero no: con la excusa de la intolerancia a la corrupción se deshicieron de las piedras en el zapato y recuperaron curules. ¿Entonces?

Veamos.

¿Saben quién elige a los jefes de la ONPE y de la RENIEC? Los Miembros del CNM. Sí, esos a los que escuchamos negociar porquería y media en las últimas 36 horas. O sea, ellos eligen a los que deciden quién participa o no participa, entra o sale de la carrera electoral. ¿Y saben qué más? Ellos se quedan hasta el 2020 cuando hay que elegir a nuevas autoridades electorales que se encargarán de las elecciones generales del 2021 (congreso y presidente).

El sábado y el domingo algunos medios de comunicación nos han dado una probadita de cómo es que se mueven las cosas en el CNM y en el Poder Judicial; básicamente por intercambio de favores: “por si acaso no entran los mejores, sino los mejores amigos”, dice Walter Ríos, presidente de la Corte Superior de Justicia del Callao. Un encanto. Básicamente, buscan gente que haga lo que ellos quieren y vote como ellos dicen para “mantener la hegemonía”, como dice el mismo Ríos en otro audio.

Ríos le pidió al miembro del CNM, Julio Gutiérrez Pebe, que coloque a un recomendado suyo en un puesto clave y Gutiérrez cumplió y se jactó de haberse bajado a candidatos mejores: “le saqué la mugre a la que estaba segunda para que suba el tercero”, le dice a Ríos. A cambio de ello, Gutiérrez también pidió un favor. Mismo El Padrino en versión cómicos ambulantes. Puedes ver todo completo y escuchar los audios aquí.

Ese, al que nos referimos, es este.

 

Julios Gutiérrez Pebes

¿Saben quién es Julio Gutiérrez? Es un administrador de empresas muy cercano al APRA y a la que fuera la Asociación Nacional de Rectores (los despedidos de SUNEDU que no se querían ir). Si se fijan en su lista de doctorados honoris causa y quién se los otorga, se dan cuenta en una. Aquí su CV (atención a sus cargos entre 1985 y 1990, puro APRA).

 

Pues bien, Gutiérrez fue el candidato propuesto por el APRA para ocupar la jefatura de la Contraloría General de la República en el 2009, pero la comisión encargada de darle el visto bueno a los candidatos, presidida por Richard Webb, lo descartó porque, entre otras cosas, la comisión encontró que Gutiérrez “cuenta con seis requisitorias, cinco suspendidas y una caducada, cinco con orden de captura y una con impedimento de salida del país por delitos contra la fe pública y delitos contra la familia, de los años 1985, 1989 y 1996”. Lindo.

Aquí pueden leer la nota de Panamericana al respecto, como saben, el más caviar de los canales de Televisión de señal abierta.

Julio Gutiérrez y Alfredo Quispe Pairona el día de su elección, el 2015.

Gutiérrez y Quispe Pairona (Quispe fue vacado al año de haber sido elegido porque lo grabaron confesando que tenía un negocio de venta de títulos y grados universitarios en la Universidad Garcilaso) fueron elegidos para ser miembro del CNM hasta el 2020.

¿Ese es uno de los que va a elegir al próximo jefe la Reniec? ¿Ese es el que cuestiona que se abra investigación por los audios? Porque eso es lo otro: Gutiérrez dice que quiere que lo investigue el Congreso, no el CNM y que los audios son ilegales y que el chuponeador* salga al frente. ¿Por qué? Como veremos más adelante, Gutiérrez era el candidato de Fuerza Popular para presidir el CNM. Pero perdió. Sí, como Keiko.

 

Información oficial de la página de la RENIEC.

¿Y saben una cosa más? El hijo de Gutiérrez es sub gerente de Diseño de Servicios de Reniec, un cargo de confianza en la organización, o sea, que se pone a dedo. Fue nombrado justo un año después de que su papá entrara al CNM (lo nombraron el 1 de enero del 2016). Según la escala remunerativa de Reniec, publicada en el 2004, le corresponde un sueldo de S/.6.700 al mes.

 

Una más: ¿se acuerdan del chongazo que se armó cuando IDL reveló que Héctor Becerril fue a visitar al presidente del CNM, Guido Aguila, a su casa? ¿Se acuerdan a qué fue? Según IDL, Becerril pretendía convencer a otro miembro del CNM, Baltazar Morales, de que vote por Gutiérrez para la presidencia del Consejo Nacional de la Magistratura. Y -siempre según IDL- Becerril lo pidió “en representación de su bancada y su partido”. O sea, traduciendo, “de parte de mi jefa Keiko y de mi partido, la mototaxi, pa’ que vote por Gutiérrez”.

César Hinostroza

Todavía hay más. Otro de los implicados en los audios es el juez César Hinostroza, Presidente de la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema, a quien se le escucha preguntando si el presunto violador de una niña de 11 añitos en efecto la había “desflorado” y si lo que quería el demandado era que le bajen la pena o que lo absuelvan. (Jodido contener la ira frente a una bestialidad como esa, pero es lo que hay y toca aguantarse).

 

Aquí lo escuchan:

 

Pues bien, este infeliz falló en agosto del año pasado a favor de archivar el caso de lavado de activos nada menos de Joaquín Ramírez. Sí, el ex secretario general de Fuerza Popular y principal financista y proveedor del partido. Pero además, Hinostroza fue presidente de la Corte Superior del Callao, el cargo que hoy ostenta Walter Ríos y  su hermana fue abogada de la procuraduría del gobierno regional del Callao. Por eso, César Hinostroza tuvo que inhibirse de ver los casos de Alex Kouri y de Félix Moreno.

¿Ya vamos entendiendo por qué ningún fujimorista keikista ha dicho nada de nada? ¿Vamos entendiendo por qué solo hablan de presentar los audios y de comparar esta bestialidad con los videos de Mamani? Eso es Fuerza Popular.

 

PD. El APRA tampoco ha dicho nada de nada. ¿Se imaginan que esto se lo hubieran descubierto al fiscal Pablo Sánchez a quien Becerril llama “blindador”? Ya lo hubieran crucificado.

Alan García publicó esto:

Lo que intenta el ex presidente es desacreditar el trabajo de interceptación telefónica que lleva a cabo la fiscalía por orden del Poder Judicial apelando a la vieja confiable: el terruqueo (el último recurso… que además ya no funciona). No se trata de un “centro de chuponeo”, es una estación de trabajo en la que solo se intervienen las comunicaciones ordenadas por un juez y se lleva un cuidadoso registro de todo lo que se escucha, cuándo, a qué hora y por qué. Es tan flojo lo que dice allí en Expreso que el final de su propia nota, Expreso pone:

Hasta hace no tanto, los partidarios del ex presidente se hubieran prendido fuego a sí mismos si él se los hubiera pedido. ¿Disclaimers aclaratorios? Eso es para los profanos y blandengues, para los no convencidos. Parece que a alguien se le está gastando el poder. Y ya no sabe qué más hacer para retenerlo.

 

 

ACTUALIZACIÓN: Ayer se conoció que el Juez de Investigación Preparatoria del Callao, Cerapio Roque Huamancóndor, fue quien autorizó las interceptaciones telefónicas tras un pedido que realizó la fiscal de crimen organizado del primer puerto, Rocío Sánchez Saavedra, el último 22 de diciembre del 2017.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 5 comentarios

De Sendero al chorreo y a la promesa rota

Decía Fernando Rospigliosi en El Comercio (10/09/2017) que en el Perú -y en el mundo- de 2017, es improbable que aparezca o reaparezca un movimiento subversivo armado como lo fueron Sendero Luminoso y el MRTA. La existencia de estas bandas de asesinos se apoyaba, sí, en las tremendas injusticias e inequidades sociales y políticas que existían entonces -y que subsisten aún-, pero también y sobre todo, en la imposibilidad de acceder democráticamente a cambiar esa realidad. El poder le pertenecía a un club que decidía quién podía y quién no podía entrar y qué cosas se decían y decidían para quién y qué cosas no.

En buena medida -e irónicamente- gracias a Fujimori, esa realidad cambió de manera radical y, de pronto, acceder a los espacios de poder desde donde se decide -al menos nominalmente- el rumbo del país se hizo más fácil; en efecto, se democratizó. Una rápida mirada a la composición de los parlamentos de las últimas tres décadas deja pocas duda al respecto.

Sin embargo, sucede que en cada elección reaparece esta frase convertida en lugar común: “si votar pudiera cambiar algo, estaría prohibido”.

Las decisiones de los gobiernos (en los tres niveles: nacional, regional y local) no se corresponden necesariamente con los intereses de la población que los elige y la mayoría de veces ni siquiera con las promesas que hacen los candidatos cuando están en campaña. Esto explica también, en alguna medida, la vergonzosa cantidad de autoridades investigadas, procesadas y encarceladas: el roba pero hace obra como institución que reemplaza a todas las instituciones. ¿A qué intereses ajenos responden? Quizás sería mejor preguntar, sin importar cuánto haga o cuánto robe, ¿con qué o con quién o con qué intereses no se puede uno meter?

Las últimas elecciones nos mostraron a un fujimorismo dispuesto a aliarse con quien sea para conseguir votos: desde fanáticos religiosos con claros discursos de odio, hasta mineros ilegales alrededor de cuya actividad -ilegal y delictiva- se cometen sistemáticamente otros delitos que van del contrabando y la evasión tributaria, hasta el sicariato, el asesinato, el narcotráfico y la explotación sexual infantil. Aliarse con quien sea a cambio de votos es una práctica lamentablemente común y que se repite en varios otros partidos políticos. ¿Cómo se cobran y cómo se pagan esos apoyos? ¿A quién o a qué se desplaza para incorporarlos?

En 2001, Alejandro Toledo acuñó para nosotros la idea del “chorreo”. El crecimiento económico por sí mismo iría alcanzando, poco a poco, a toda la población trayendo trabajo y bienestar. Mientras tanto, lo que nos correspondía a todos era trabajar, estudiar, “sacarse la mugre”, para crecer, superarse y mejorar la situación de la familia de cada uno. En realidad se trataba del (ya) viejo y usado discurso individualista y panfletario del “cada uno baila con su pañuelo” travestido de emprendedurismo progresista; pero como nos lo decía un “self-made-man”, atracamos.

No obstante, en alguna medida, es cierto, esto del chorreo tenía sus límites: tras 17 años, la pobreza se ha reducido de manera sorprendente, sí, pero, a diferencia de lo que le gusta decir al ex presidente Alan García, no fue gracias a su gestión, sino principalmente a fenómenos que no tienen absolutamente nada que ver con las decisiones de los gobiernos del Perú: los precios de las piedras que exportamos. La correlación entre precios de materias primas y crecimiento económico y reducción de la pobreza en el Perú es altísima e impresionante. No hay buenos tecnócratas, hay surfistas mediocres montados sobre las olas de la bonanza internacional.

En 2006, (INEI 2016) la pobreza extrema alcanzaba al 13.8% de los peruanos. Al 2016, se había reducido a 3.8%. En el mismo lapso, la pobreza “no extrema” pasó de afectar a 35.4% de peruanos a 17%. Nada mal. Pero la población vulnerable, es decir, quienes salieron de la pobreza formal, pero pueden regresar a ella si tan solo alguien en su familia se enferma o deja de trabajar, ha pasado de 26.1% a 32.9%.

Semejante precariedad no es bienestar y ciertamente no es paz: uno de cada tres peruanos (unos 10 millones de personas) vive en una agotadora y permanente ansiedad y uno de cada 5 (otros 6 millones) es pobre. Los logros económicos de los últimos años se ven menos “logrados” desde esta perspectiva: 54 de cada 100 peruanos (¡17 millones!) la pasa mal. O no la pasa bien. Si consideramos que, estadísticamente, el ingreso familiar en el NSE C es de unos S/.3.075 (APEIM 2016), que la pensión de tu universidad cuesta un tercio de eso o más y que el 40% de la población gana menos de S/.1000 al mes (Oxfam 2016), ¿de qué clase de “clase media” estamos hablando?

Para millones de peruanos que ahorraron hasta el último centavo para enviar a sus hijos a educarse en instituciones privadas en el intento -tantas veces vano- de procurarles más oportunidades y más acceso, todo esto del chorreo, el crecimiento y la inclusión ha sido una mentira. Al cabo de cinco años de universidad, muchos de sus hijos no pueden conseguir trabajo o, si lo consiguen, es por salarios pequeños realizando labores para las que, en teoría, están sobre calificados. Ni tu esfuerzo, ni tu ahorro, ni tu trabajo, ni tu estudio te sacan de pobre ni te “incluye”. Entonces, ¿qué queda?

La última encuesta de GfK (setiembre) es clara al respecto: todas las autoridades de todos los poderes del Estado están jaladas con desaprobaciones mayores al 70%. Siete de cada 10 peruanos está descontento con ellas: ni el gobierno, ni el Congreso, ni los jueces. ¡Qué se vayan todos!

Es probable que Fernando Rospigliosi tenga razón y que algo como Sendero no pueda volver. Sí, me parece imperdonable que en los colegios -y en general en todo el sistema educativo- la violencia política y terrorista de los 80 y 90 no se enseñe como parte de la historia que no debe repetirse y, más importante, como para comprender quiénes somos y de dónde venimos en términos del pasado inmediato. Y esto es tan importante como aprender sobre el Hombre de Kotosh. Y quizás más urgente.

Pero aun así, no descartaría que el hartazgo y la frustración de las personas sobre la desigualdad, sobre la promesa rota del desarrollo gracias al crecimiento, nos lleven a un camino igual de radical -y a la larga, ojalá no, sangriento-, como en Venezuela, por ejemplo. Porque cuando pedimos que se vayan todos, escogemos al primero que pasa: sucedió con García, con Fujimori, con Belmont, con Toledo y con Humala. Hoy, todos los outsiders que quedan están presos. Y a 27 años de las reformas de los 90, casi 6 de cada 10 peruanos sigue sin pasarla bien o al menos como le ofrecieron que habría de pasarla ya no él, sino sus hijos. El modelo se agotó, ¿cuándo se habrán “agotado” los ciudadanos del “modelo”?

Más que mostrarle a las personas cuán malo fue algo para evitar que se repita, es darle a probar cuán buena pudo o puede ser la alternativa. Solo falta que encontremos esa alternativa.

(Artículo escrito para la revista Punto Seguido de la facultad de comunicaciones de la UPC set/2017)

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Propiedad

(Basado en columnas publicadas originalmente en Perú21 entre el 27 y el 29 de abril de 2018)

Un hombre le dice a una mujer: “A las mujeres hay que cuidarlas y respetarlas porque son la más hermosa y delicada flor que Dios puso sobre la tierra y porque nos dan la vida”. La mujer contesta: “No, hay que cuidarnos y respetarnos porque somos seres humanos”.

El Índice Global de Esclavitud de 2016 (de la Walk Free Foundation) estimaba que había unas 45.8 millones de personas sometidas a alguna forma de esclavitud moderna en 167 países. El Perú está en el puesto 18, con unas 200 mil personas viviendo esclavizadas. Eso equivale a las poblaciones de Miraflores, San Isidro, Barranco y todos los balnearios del sur chico combinados.

Un esclavo es un activo, una cosa; property (como dicen los gringos). Y un activo se posee: se puede comprar, vender, usar, abusar, explotar, expropiar, abandonar y destruir; todo a voluntad del dueño. Un auto, un XBox, una mesa, un par de zapatos viejos.

¿Y una mujer?

Fig 1. “Es bonito tener una mujer en la casa”.
Fig 2. “Mantenla donde pertenece…”

Dependiendo del país y la cultura, una mujer puede tener derechos de propiedad sobre las cosas o alguien más sobre ella como si fuera una cosa, un objeto. En el Perú, hombres y mujeres tenemos la misma categoría jurídica. Ellas trabajan tanto o más que los hombres (ver los tuits de Hugo Ñopo al respecto).

Entonces, ¿por qué hay tanto imbécil que piensa que las mujeres le deben algo, que se siente con derecho sobre ellas? ¿Por qué alguien, rechazadas sus pretensiones románticas, le prendería fuego al objeto de su “afecto”?

¿Qué carajos es esto?

Y aquí otro..

Porque así como te cocina, te sirve la comida, te tiende la cama y te lava los platos, te tiene que hacer el amor. Y si no quiere, es que algo anda mal. Y a veces una patadita lo soluciona, ¿cierto? Como cuando hay que empujar el auto para que encienda. Los que prefieren quemar su ropa antes que regalarla son los menos, pero, si se dan cuenta, es la misma lógica.

 

Autoafirmación

Consumo, luego soy. No necesito hacer ni decir mucho, mis hábitos de consumo hablan por mí. La acumulación de bienes y el aspecto de las cosas son el eje (¿o la base?) de nuestro sistema de asignación de valor. Y lo usamos cotidianamente para personas y cosas por igual. Si te ves de una determinada manera, si tienes determinadas cosas, vales más que si no es así.

Entonces, ¿cómo sé cuánto valgo si no poseo bienes y si no me veo como los modelos de los anuncios de ropa interior de Calvin Klein? ¿Cómo afirmo mi existencia y su importancia ante los demás y ante mí mismo si no tengo dinero, fama ni poder ni me veo como alguien a quien le sea fácil obtenerlos? ¿Cómo digo “mírenme, aquí estoy yo también”? ¿Cómo, si no puedo consumir vistosamente, si no tengo ningún poder sobre nada ni sobre nadie? ¿Soy? ¿Existo? ¿Hace alguna diferencia? ¿Cómo hago que alguien me quiera? ¿Qué tengo que hacer para importar, para que mi vida importe, para que tenga sentido?

Desde ahí, aparecen el miedo y la reacción airada a la autonomía de lo que se reclama como propio: ¿cómo te atreves a querer irte si eres mío? ¿Acaso la tele decide por sí misma qué canal poner? ¿Puede acaso mi bicicleta decidir un buen día que no me lleva a donde necesito o quiero ir? ¿Puede la cafetera decidir no pasar mi café hoy? ¿Quieres irte? ¿Te resistes a hacer aquello para lo cual existes? Te golpeo, te marco, te destruyo, te zampo el estigma de Caín. Ahora vete, ¿quién te va a querer así, marcada y dañada? ¿Quién te va a querer tocar si estás manchada? Porque si llevas la marca, es porque algo hiciste, porque te la mereces.

Hace muchos años, escuché en una película la expresión “damaged goods” (mercadería dañada) para referirse a una mujer: tú eres una cosa y con el uso las cosas se malogran. Y cuando eso pasa pierden su valor. Un auto de segunda mano que no embraga bien o que viene sin llanta de repuesto; una lavadora sin ciclo de enjuague; un equipo de sonido al que le falta un parlante; una mujer con pasado, con autonomía y con voluntad propia.

En la cabeza de muchos hombres y mujeres, la mujer se parece más a un cepillo de dientes: usado es inútil, peligroso y, por todo lo anterior, desechable.

¿Cómo te atreves a no quererme?

El conjunto de atributos negativos que enfrenta una mujer desde el principio de su existencia, contra los que tiene que luchar y de los que tiene que intentar desmarcarse a lo largo de su vida –muchas veces sin éxito– constituye una desventaja enorme frente a sus pares masculinos. Desde muy pequeños nos dicen -a todos- que las mujeres son tontas, débiles, asustadizas, torpes, vanas, brutas, engreídas, etc.

La estigmatización de la mujer empieza en la niñez y se refuerza con violencia durante la adolescencia.

Algunas, para cuando son adultas, ya asumen como propios, innatos e inmutables muchos de esos atributos que las encasillan en roles que se convierten en camisas de fuerza: “Soy mujer (frágil, asustadiza, dependiente) y nací para esto (madre, esposa) y no para esto otro (ser resiliente, eficaz, poderosa, competitiva)”. Esto también explica la brecha salarial: en el Perú los hombres ganan hasta 30% más que las mujeres por hacer el mismo trabajo.

En el ranking de brecha de género del Foro Económico Mundial 2017, el Perú ocupa el puesto 98 de 145 países en oportunidades económicas. Mal, muy mal. También ocupa el puesto 33 por empoderamiento político de las mujeres, pero la siguiente disparidad es escandalosa: solo hay 34 mujeres de 130 congresistas y solo 50 alcaldesas en 1,743 municipios distritales.

El costo de oportunidad para la sociedad de mantener estos estereotipos es incalculable de tan inmenso. El porcentaje de mujeres que se desanima de estudiar ciencias o de practicar deporte de alta competencia porque “son cosas de hombres” es muy alta.

Esto es indesligable del hecho de que, según INEI, las mujeres dedican un promedio de 39 horas a la semana al trabajo no remunerado doméstico (hacerse cargo de la casa y de las obligaciones relacionadas a esta), mientras que los hombres solo le dedican 15 horas. Esto explica también, en parte, por qué en nuestro país solo el 20% de las solicitudes de patentes fueron hechas por mujeres. La desventaja que aún enfrentan las mujeres en la sociedad peruana es alarmante. Y, como vemos casi a diario, criminal.

 

Colofón

Eyvi Ágreda ha muerto. Fue asesinada por ser mujer. ¿Cómo lo sabemos? ¿Cómo es posible afirmar que la mataron por ser mujer, que fue un feminicidio?

Porque si Eyvi hubiera nacido hombre, seguiría con vida; porque cosas como la que le hizo un hombre a ella no le suelen pasar a los hombres.

Porque las probabilidades de que una mujer se suba a un micro lleno de gente a hora punta a tratar de desfigurar el rostro de un hombre con fuego y gasolina mientras le grita que “¡si no eres mío no serás de nadie!”, son ínfimas sino son nulas.

Fue un feminicidio porque las mujeres no se sienten con derecho a poseer a los hombres y, por lo tanto, no los asesinan cuando estos no les corresponden las pretensiones románticas o las insinuaciones sexuales.

Tal vez deberían. Como para estar parches.

 

(ya no puedes decir que no sabes cuándo o qué es acoso)

PD Hay decenas de razones que explican estos comportamientos que pertenecen tanto al ámbito de la construcción social como de la biología. Eso no quiere decir que todo es culpa de la sociedad ni que no se puede hacer nada contra la “naturaleza”. Solo quiere decir que el asunto debería ser abordado desde distintos frentes porque la emergencia debe solucionarse lo más pronto posible.

 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

El problema de la Memoria

(Columnas publicadas entre el 21 y el 23 de mayo)

Es muy simple: ¿Quieres smartTV con Peluchín y Esto es guerra o Museo de la Memoria con incertidumbre, desasosiego, militares y policías perseguidos –responsables o no– y fotos de gente despedazada hace 25 años?

Esos son, palabras más, palabras menos, los términos de los mensajes en competencia alrededor del Lugar de la Memoria (LUM). Sí, es terrible: pragmatismo de más-vale-pájaro-en-mano-que-ciento-volando contra ética y valores post materialistas en el Perú; un país en el que a la primera que alguien chapa un sol más que el vecino se compra algo para diferenciarse de él o se muda o, en un escenario ideal, antes de mudarse se lo enrostra y lo discrimina. ¿

Quieres la verdad cruda, dolorosa y a veces injusta y sangrienta o mirar gatitos en tu celular mientras esperas tu pizza con tu peor-es-nada en el mall?

Yuyanapaq. Archivo de la PUCP.

¿Por qué es tan difícil construir ciudadanía si es práctico, es cercano y tiene efectos de casi casi mediano plazo? Es imposible acercarte a la gente y decirle que todo lo que cree bueno, necesario y deseable es malo o neutro, desechable y nimio; y pretender que te haga caso. No puedes quitarle a alguien su X Box del año y darle a cambio un libro de François de La Rochefoucauld que pesa cinco kilos y esperar que atraque feliz de la vida.

¿Juegas?

Las narrativas -es decir, los cuentos que nos inventamos para que lo que sea que hacemos o dejamos de hacer tenga sentido para nosotros- impregnan todos los ámbitos de la vida de las personas. No se puede pretender que se la puedes cambiar porque desde nuestro punto de vista es razonable, bueno, lógico, sostenible y genera un círculo virtuoso a largo plazo. Tiene que ser razonable para ese al que le quieres cambiar la perspectiva porque se supone que para ti ya lo viene siendo y eso no ha cambiado mucho las cosas. O casi nada.

¿Por qué es tan difícil de aceptar? Porque no hay peor ciego que el que no quiere ver y porque, como decía el buen Upton Sinclair, nada es más difícil que hacer entender algo a alguien cuando su sueldo depende de que no lo entienda. Cambie la palabra “sueldo’ por la palabra “comodidad” y el resultado es el mismo. Además, en la ignorancia y en la indiferencia forzada por aquella, se duerme mejor y más tranquilito sin preguntarse tanta cosa.

Para muchas personas –que no saben qué hay, qué dice ni dónde queda el LUM, pero piden que lo cierren, lo investiguen o lo cambien–, se trata de aceptar un discurso según el cual hay algo mal con el sistema en el que viven. Pero el sistema es -como decíamos- muy cómodo porque además es todo lo que conocen y han aprendido a aceptar, a desear y a aspirar: ideología SmartTV y zapatillas Nike.

Rescate. Operación Chavín de Huántar.

Es, también, un paquete en el que todo está lateralizado: los “izquierdistas” (las comillas son porque no son solo ellos) dicen que el Estado, los militares y la policía también son responsables de las matanzas de los 80 y 90… pero ellos mataban terrucos; así que plegarse a ese discurso es plegarse a los terrucos y decirle chau a las zapatillas Nike.

¿Un diplomado en género o una escapadita a la Riviera Maya? Mmmm…

El reto es derribar el sentido común instalado que dice más o menos esto: “Los muertos no fueron míos, tuve suerte, qué pena por ellos, en toda guerra hay muertos inocentes, eran los terrucos o nosotros, ¿qué vamos a hacer, hasta cuándo vamos a seguir llorando? Hay que mirar adelante, hay que producir, el país no puede parar, déjame trabajar, hermanito. Y no jodan con eso del género, el matri gay, la CVR y los derechos humanos. No podemos hacer que los chibolos entiendan lo que leen ni que aprendan a sumar, no podemos hacer que baje la tasa de desnutrición y anemia, ¿y vamos a poder enseñar ‘género’ en los colegios del Estado? No podemos meter preso a Toledo con ruta del dinero armada y reconocida, ¿y quieres laicismo en las instituciones del Estado y que los FAP o los colegios no se plieguen a una marcha por la vida? Los terrucos bien muertos están y los otros, piña; el país no puede parar y no vas a meter presos a los que nos salvaron de los terrucos rojos asesinos. Los violadores bien castrados. Con mis hijos no te metas, el concebido está por encima de su receptáculo”. Y así.

 

Sí, exacto, como este…

Por eso, el problema es de comunicación: porque la guerra de los sentidos comunes se perdió hace tiempo. ¿Y cómo se cambia un sentido común instalado? Creando una narrativa nueva que se apoye sobre algunos de los valores que buscas reemplazar, esos que se consideran buenos y atractivos entre esos a los que quieres atrer. Y hay dos caminos: o se inocula con mucha sutileza o se monta sobre los deseos y expectativas más básicas y se dispara -cual mono- contra los “enemigos del pueblo”.

Ni el fujimorismo ni el aprismo son más atractivos que el progresismo ni construyen mejores mensajes (no tienen cómo), solo se montan sobre lo que hay y lo explotan. El progresismo es todavía ininteligible para una cantidad muy grande de peruanos para los que eso de los matices es una mariconada. Entonces, hay que fijarse en cómo, por qué y para qué vota la mayoría, qué y cómo deciden, qué información consumen y por qué; qué cosas los atraen, en qué creen, a qué aspiran. ¿Pueden estas personas aceptar que todo eso que los constituye a ellos o a sus gustos, deseos o aspiraciones no sea cierto, que todo eso sea insignificante y negativo y destructivo y degradante para el ser humano? ¿Quieren aceptarlo? ¿Tú quisieras?

Los pulpines que marchaban contra la ley que amenazaba con explotarlos vil y conchudamente, ¿marcharían contra la destitución del fiscal de la Nación o de los magistrados progres del TC, o contra la ley que cerró las puertas de la participación política a los movimientos locales, o contra la ley Mulder que pretende ahora cerrarle la puerta a cualquiera que no tenga al menos tres años de militancia en algún partido? ¿Por qué sale a marchar masivamente la gente? ¿El Papa? ¿La vida? ¿El miedo? ¿El hartazgo? ¿Por qué?

¿Sabemos en qué país vivimos?

Esto es lo que hay y toca escoger con qué nos aproximamos a despertar las conciencias: ¿con un discurso que nos gusta y parece perfecto a los mismos cuatro gatos de siempre -a los convencidos- o con uno que funcione con la gente que piensa que las cosas en las que creemos son cojudeces, sofisticaciones impertinentes de caviar sueco de la OCDE que quiere poner semáforos con interruptor para peatones en la Av. Abancay?

Si primero no reconocemos esto, vamos muy, muy jodidos.

Batucada para cuando ganes.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Del indulto a la vacancia (y viceversa) I

Fujimori

Vamos al grano.

El 27 de noviembre, la congresista fujimorista Rosa Bartra, presidenta de la Comisión Lava Jato del Congreso, le pide a Odebrecht toda la info que tuviera sobre cualquier contrato que haya realizado con PPK o con sus empresas o con alguien relacionado a él.

Carta Bartra Odebrecht

El 11 de diciembre Alberto Fujimori presentó un pedido de conmutación de pena/indulto. Es la primera vez que este pedido lo hace y lo firma el mismo Fujimori. Se han realizado más de 40 de estos pedidos a lo largo de estos 15 años, pero siempre fueron presentados por terceros: sus abogados, sus simpatizantes, sus congresistas o sus hijos.

Pedido Conmutación de Pena Fujimori

Mágicamente, al día siguiente, el 12 de diciembre, la empresa Odebrecht le envía al Congreso una carta con información sensible que compromete al Presidente Pedro Pablo Kuczynski. La carta esta fechada 12 y fue recibida por la mesa de partes del Congreso el mismo 12 a las 11:29am. Esto de la hora puede ser un detalle menor porque se pudo haber actualizado la fecha simplemente antes imprimir el papel, pero, por lo menos, aporta a la sensación de celeridad y urgencia.

Carta Odebrecht - Bartra

El 13 de diciembre en la mañana, Bartra hace pública la información: las empresas de PPK trabajaron y cobraron de Odebrecht mientras él era ministro. O por lo menos presidente de Pro Inversión. Empieza el tremendo jaleo que casi acaba en la vacancia de PPK.

El 14 el Frente Amplio de Marco Arana anuncia que presentará moción de vacancia por incapacidad moral.

El 15, el Frente Amplio presenta -como había anunciado Arana- la moción de vacancia.

El 16, el Pleno del Congreso aprueba darle trámite a la moción y notifica a Kuczynski. Ese mismo día quisieron decidir el asunto y vacar a PPK pero no alcanzaron los 104 votos necesarios (80%) sino solo 93. Pudieron darle al Presidente entre 3 y 10 días para preparar su defensa y decidieron darle 3. Como el 16 era sábado y le tienen que dar tres días útiles lo citaron para el jueves 21.

¿Qué pasó el 17 y el 18 para que el 19 en la mañana, martes, el congresista de Fuerza Popular, Daniel Salaverry, denunciara sin ninguna prueba que la fiscalia “estaría pensando en sembrar pruebas” a su partido para proceder a pedir la prisión preventiva contra Keiko Fujimori?

Además, Salaverry afirmó que “algunos valientes medios de comunicación” denunciaron que el ex ministro Fernando Zavala “estaría torciendo voluntades” para impedir que se vaque a PPK. Esa misma noche, la periodista Mávila Huertas desmontó todas las afirmaciones de Salaverry dejando en evidencia dos cosas: primero, que Fuerza Popular ya había decidido vacar a PPK aún antes de escucharlo el jueves y dos, que el fujimorismo sigue siendo el de siempre, el que acusa sin ninguna prueba y se araña cuando no le creen.

El 20, el congresista Becerril repitió lo de las torceduras pero agregó que estas se estarían produciendo a cambio de algo: el indulto para Alberto Fujimori. Otra vez, como única prueba presentó los decibeles de su meliflua voz.

El 21, mientras que el abogado de PPK, Alberto Borea, se dirigía al Pleno, apareció un documento según el cual el indulto a Alberto Fujimori se estaba tramitando en ese mismo instante. El documento, presentado por el periodista Nicolás Lúcar, no fue reconocido por el gobierno. Se trataba de un documento apócrifo, un psicosocial. El mismo 21 por la noche se votó la vacancia que solo alcanzó 78 votos. A consecuencia de ello la bancada de Fuerza Popular se partió y perdió 10 congresistas, y la bancada del APRA se enfrascó en una lucha intestina:

Fue una noche de sorpresas y de liberaciones.

Kenji Rescate 1

Kenji rescate 2

Durante todo el viernes 22 se insistió -sin pruebas- en que la “traición” de los fujimoristas que no votaron por la vacancia se debía a que el gobierno había canjeado la permanencia de PPK en la presidencia por la salida de Alberto Fujimori de la cárcel. Se llamó traidor y desleal a Kenji y a todos los que votaron como él dentro de su hoy -o seguramente pronto- ex bancada. Los rumores de la inminente liberación del Chino arreciaban.

meier traidores kenji

El sábado 23 continuaron los rumores y en la tarde Fujimori fue trasladado a una clínica por su delicado estado de salud. En el asiento del copiloto estaba Kenji. El ex presidente allí sigue hasta este momento -24/12/2017 a las 3 pm- y según algunos de sus seguidores el pleito entre sus hijos lo afectó. Keiko se acercó a visitarlo y permaneció solo 10 minutos. Quizás haya sido eso: su hija prefiere el poder que ver a su padre libre incluso a sabiendas de que sin él ella no tendría ninguna relevancia en el panorama político.

FLASHBACK 1: el 7 de julio pasado, PPK dijo en RPP sobre la situación de Alberto Fujimori: “Esto no es un indulto, es un perdón médico […] exclusivamente determinado por la opinión de médicos de primer nivel […] No será dentro de dos años pero yo pienso que antes de fin de año podremos definir esto con opiniones profesionales”.

FLASHBACK 2: el 18 de diciembre el pedido de indulto fue ingresado al Ministerio de Justicia (MinJus) pero esto recién se hizo público el día 25, cuando las congresistas Marisa Glave e Indira Huilca se dirigieron al Penal de Barbadillo para recabar dicha información. En su comunicación del 21, el MinJus dijo que el documento que circulaba en las redes era apócrifo sin mencionar que otro documento con contenido similar así como el trámite de indulto sí existía.

Documento del Indulto 18 de Diciembre

¿Qué fue primero? ¿El pedido de vacancia o el pedido de indulto? ¿Es posible que los keikistas quisieran vacar a PPK antes de que indulte a Alberto Fujimori? Y si así fuera, ¿por qué? ¿El indulto es consecuencia del aprieto en el que estaba PPK -y se metió a sí mismo- o ya estaba decidido y sale en una mala coyuntura que será leída de pésima manera por todo el antifujimorismo (se sienta en todas las víctimas para limpiarse él)?

El Maestro Oogway decía que “a menudo uno se topa con su destino en el camino que tomó para tratar de evitarlo”. Ni Fuerza Popular ni PPK. Quizás solo Alberto.

noticia-ppk

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Bye, bye, PiPiKey

PPK despedida

No esperan que PPK explique nada, la oportunidad de hacer descargos el jueves 21 a las 10am es solo una formalidad porque la vacancia está decidida, como estuvo decidida la censura a Saavedra, a Martens y a Basombrío (que no se produjo gracias a Thorne). Cuando lo invitaron a la Comisión Lava Jato, donde PPK pudo explicar lo que dijo en su mensaje a la Nación muy tarde por la noche del 14 de diciembre, no fue. Tampoco los invitó para contestar sus preguntas sin prensa (cosa que era su prerrogativa), si es que lo que quería era evitar el circo en el Congreso. No, en vez de eso les mandó una cartita. Y tal y como se ven las cosas hoy, encima les mintió. Allí les regaló su cabeza.

No fuimos pocos los que advertimos que cuando cargaron contra el ministro de Educación en diciembre del 2016, estaban apuntándole a PPK. El poder es como una droga: cada vez necesitas más para sentirte satisfecho. Para algunos era evidente que no se detendrían en Saavedra, que era solo el principio. Y todos vimos los mensajes en el grupo Mototaxi de Telegram tras la censura: pero, aparentemente, eso tampoco le encendió las alarmas al Ejecutivo que siguió leyendo mal a su opositor.

Quizás ese fue el primer error: equivocarse en la etiqueta. Los fujimoristas no eran opositores: un opositor busca constituirse en un contrapeso, jalar agua para su molino medrando de señalar los errores del oficialismo y poniéndose para la foto cuando el Ejecutivo acierta. Pero el fujimorismo no tenía ni tiene interés alguno en salir en la foto con el gobierno de PPK; el fujimorismo creía y sigue creyendo que PPK les robó la elección y que les quedó debiendo algo. Mucho. Y eso no es un opositor, eso es un enemigo.

Es muy interesante que en el Ejecutivo subestimaran una cantidad tan escandalosa de sangre en el ojo y que pensaran que dejarse empujar y pegar iba a funcionar de alguna manera para que todo termine bien (¿?). Sí, es verdad que es más fácil desde afuera y mucho más cómodo describir ex post facto la cadena de eventos que llevan a un resultado determinado. Pero no es ex post facto del todo, en el camino varios alertaron (incluso desde el 2016) de las verdaderas intenciones de la Bankada. Esto, por supuesto, en modo alguno exonera a Kuczynski de los delitos que pudiera haber cometido y, si así fue, se tiene que ir a su casa y hasta preso; pero con el debido proceso de por medio, algo que no va a ocurrir.

El circo continúa y los que han mentido por 27 años seguidos van a echar a PPK acusándolo de mentir. No tiene nada de poético, pero la ironía es deliciosa para los que hemos desarrollado un cinismo saludable y casi a prueba de balas. Lo van a vacar. Ya está decidido. Una perlita extra: como decía en este post, el fujimorismo se cuida de no aparecer como el promotor de las medidas desagradables. Dejan que alguien más lo haga y ellos solo votan. Esta vez, la congresista fujimorista Cecilia Chacón se encargó de dejarlo muy claro: “la moción de vacancia (recién aprobada) la presentó el Frente Amplio, no es un tema de Fuerza Popular”.

La moción para vacar a PPK fue aprobada por 93 votos a favor y solo se necesitan 87 votos para mandarlo a su casa. Está decidido. O es lo que parece a esta hora, hoy.

Las preguntas que quedan en el medio son: ¿Qué pasará cuando manden a PPK a su casa? ¿Quién queda? Si queda Vizcarra, ¿no lo van a vacar también por Chinchero? ¿Y a Meche Aráoz por la campaña a medias del 2011? ¿Qué va a pasar con el Fiscal de la Nación? ¿Se saldrán con la suya con el Tribunal Constitucional para blindarse contra las investigaciones del Ministerio Público y de las posibles medidas cautelares que pueda emitir el Poder Judicial?

Hoy, hace un año que la mototaxi censuró a Jaime Saavedra con excusas idiotas y PPK no movió un dedo. Ese día empezó el proceso de vacancia y hoy, 365 días después, finalmente la soga está en el cuello del Presidente.

¿La habrá visto venir?

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | 6 comentarios