Toledo en el Congreso: que empiece el show.

Toledo rondon

Si es verdad que la mentira tiene patas cortas, las del ex presidente Alejandro Toledo no tienen patas. Pero vamos de dejar de lado por un momento las inconsistencias y los “yo dije pero quise decir”, los “yo no estaba enterado” y las promesas de que si lo pescan “me retiro de la política”. Eso lo vimos todos y sabemos todos que no es verdad.

Pero como le decía ayer a algunos amigos, Toledo tiene suerte porque el nivel de preparación de los congresistas que lo interrogaron es (es no era, es) lamentable. ¿Cómo es posible que estén tratando un tema de presunto lavado de activos en los que intervienen empresas constituidas fuera y créditos de instituciones y personas no domiciliadas en el

Comisión de Fiscalización del Congreso

Comisión de Fiscalización del Congreso

Perú y no sepan qué cosa es “offshore”? ¿Cómo así para salir del paso lo buscan en Wikipedia en plena sesión y lo traducen mal? ¿Es que los congresistas no tienen asesores especializados? ¿Cómo es admisible que un congresista de la República, miembro de una comisión investigadora sugiera que “en ninguna parte del mundo dice que una persona viejita no puede calificar a préstamos” cuando en el Perú no le dan un crédito hipotecario a ninguna persona mayor de 70 años (la suegra de Toledo tiene más de 80)? El crédito para la compra de los inmuebles salió de una oficina offshore del Scotiabank, ¿bajo qué criterio piensan llamar al presidente de la oficina de Perú para responder por el otorgamiento de crédito en otro país?

Por eso es tan poco lo que pudieron sacarle. Lo vimos cuando uno de sus interrogadores empezó a burlarse de la forma de hablar de Toledo. Sería la frustración.

Y sí, tuvo suerte, salió del paso con algunos documentos que nadie pudo ver (y que después se llevó) y respondiendo lo mismo toda la mañana: no estaba bien enterado, yo acompaño a mi suegra pero no sé cuánta plata tiene, por eso dije lo que dije y no es lo que dije, yo no soy corrupto, yo me equivoco. Y con eso bastó y salió bien librado pues hasta se dio el lujo de decir que algunos congresistas le pagaron a periodistas para investigarlo y luego lo retiró. Pero claro, ya lo había dicho. Dicen que las personas se ofenden más cuando les enrostran hechos que los enfrentan con sus propias miserias. Debe haber tenido que ver con eso el  barullo.

toledo salida congresoA la salida del Congreso, que Toledo escogió dejar por la puerta principal, lo esperaba un grupo grande de sus simpatizantes (no sabemos si espontáneos pero asumimos que no, a esa hora de un lunes la gente está trabajando) que lo aplaudieron y lo vitorearon como si acabara de ganar las elecciones. Adentro, algunos congresistas de la comisión rumiaban su frustración, hija de su propia orfandad de argumentos, mientras otros (los partidarios de Toledo) respiraban aliviados y los fujimoristas y el Apra preparaban el contraataque.

alan garcia¿Nos damos cuenta de lo que la ciudadanía en general significa para todos estos señores? ¿Qué es lo que esto nos dice de la forma en la que somos percibidos por los (mal) llamados “padres de la patria”? No se preparan, vociferan incoherencias sin rastro alguno de vergüenza para “robar cámara” y luego convocan a ruedas de prensa para pedir la contratación de empresas rastreadoras de fondos que hagan lo que ellos no son capaces ni de empezar a hacer. Toledo estuvo en el Congreso y fue interrogado toda una mañana y las  cosas no están menos enredadas que hace una semana. Y no, Toledo no es Alan García. (De pronto uno entiende la serenidad cachacienta de Alan pues, con un Congreso así, jamás lo van a pescar).

¿Para qué ha servido todo este quilombo? Toledo se fue, no dijo nada que ya no hubiera dicho y no dejó pruebas más que los mismos indicios que justificaron llamarlo a declarar. Son los tiempos de Esto es Guerra y Combate, mucho ruido y ninguna nuez. Ahora, Keiko Fujimori, después de dar una pequeña charla televisada de negocios turbios y testaferros en la televisión hace unos meses (“el Apra no la supo hacer“), se arroga el derecho de decir que Toledo se aferra a sus mentiras y oculta información. ¿Se puede ser más sinvergüenza? Acaso lo del congresista fujimorista, Aguinaga, sea menos escandaloso: “que rinda cuentas a la población”, después de todo, su líder está preso.

Pero que, por ejemplo, Mauricio Múlder diga que la presentación del ex presidente fue “una burla” (lo fue) es una burla en sí misma. ¿Con qué sangre en la cara puede un seguidor de Alan García, que tiene muchísimo más por qué responder que Toledo, puede sentirse con derecho a decir una cosa así? Pues porque no le interesa un pepino lo que la ciudadanía opine, piensa o diga, porque, en realidad, confía en nuestra cortísima memoria.

FujimoritokioEn medio de todo, Toledo vino y habló. Mal, incompleto, incoherente a ratos, pero vino y habló. No se fue de gira oficial para luego renunciar por fax desde Japón. No se casó con una nativa para poder postular al congreso de ese país y hacerse de inmunidad (Mrs. Carrot lo mataba, cierto). Tampoco se escondió en París. Vino y fue al Congreso a contestar las preguntas mal hechas de los congresistas, y ese solo hecho, el no desaparecerse, suele decir de la gente.

Es probable que haya más que solo algo turbio en los negocios de la familiar política de Toledo. Como es probable que no lo pesquen si sabe administrar su silencio. Pero habrá mellado aún más su credibilidad como ha mellado la de García y ni qué decir la de Keiko, quizás la próxima en la fila para responder por sus estudios aunque no se ajuste a derecho a estas alturas. Nadie sabe para quién trabaja. ¿Quién medra de todo este circo de acusados y comisiones fiscalizadoras?

Ella, no puede postular.

Ella, no puede postular.

Anuncios

Acerca de Luis Davelouis

Pregunta. La primera vez es gratis.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Toledo en el Congreso: que empiece el show.

  1. Ernesto dijo:

    En verdad la mayoría de congresistas tienen malos asesores, incluyendo a los prensa

    Me gusta

  2. Alberto dijo:

    no entendí, finalmente que es “off shore”….creo que aqui el desinformado es el que escribió este artículo… se escribe “offshore” TODO JUNTO…DESINFORMADO al menos agarra google translator¡¡¡¡¡

    Me gusta

  3. Malu dijo:

    Lamentable que ni siquiera los asesores sepan cosas elementales para ciertos casos a investigar…comprobado quedó a la hora de leer el Proyecto de Ley de Insolvencia Familiar, ni para la redacción sirven. Una pena.

    Felicitaciones por el post y el fuerte rebote que ha tenido.

    Me gusta

  4. Juan dijo:

    Coincido en que el nivel del congreso deja mucho que desear pero independientemente de ello, quedo claro que el ex presidente miente y permite la sospecha de lavado de activos. La pérdida de confianza ante la población le seguirá pasando la factura.

    Me gusta

  5. Pingback: No hacen ni michi | Mixed Opinions

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s