Zarpazos desesperados

cabecera

Son muchas las historias de personas que han muerto ahogadas por aquellas a quienes intentaron auxiliar. Preso del pánico, el socorrido se ahogó a sí mismo al aferrarse con desesperación al que fuera su única oportunidad de salvarse. Este es un ejemplo clarísimo de cómo el instinto de supervivencia nos puede jugar en contra y no deja de ser una ironía enorme.

Hoy, el diario Perú21 publicó una portada que -guardando las distancias, todavía- me hizo recordar a las que publicaban los diarios comprados por el gobierno de Fujimori. Aquí un comentario de José Alejandro Godoy que suscribo casi en su totalidad, a propósito de ello.

Las formas suelen decir mucho de las intenciones. De ambos lados.

El gobierno se siente amenazado por lo que evidentemente representa un peligro para todo lo que quiera hacer, bueno o malo, conveniente o no para los intereses propios, del empresariado o del país. El gobierno se siente a merced de lo que el 78% lea en las páginas de los medios de uno de los conglomerados de comunicaciones más grandes del país, se ajuste o no a la verdad, porque son oposición abierta. Por su lado, la prensa que tiene el 78% de las preferencias de lectoría tiene un sesgo declarado opositor al gobierno y pro empresa, entre otras cosas, porque es una empresa y por eso en Confiep algunos comparten sus propios miedos a las tentaciones intervencionistas del gobierno. Y con cierta razón.

Pero seamos claros: si los medios de comunicación no tuvieran un impacto definitivo en la opinión pública este lío no existiría y Montesinos no hubiera ‘invertido’ decenas de millones de dólares en comprar líneas editoriales para poder publicar los titulares que le diera la gana. Sin embargo, cada vez que el conglomerado se puso a un lado del espectro político este perdió las elecciones, como su medio insignia publicó en su editorial del 5 de enero pasado.

Lo que parece que no están mirando en el conglomerado, ni en el lado que se quedó con los crespos hechos respecto a la compra de Epensa, es que una ley de comunicaciones es una puerta abierta para, casi literalmente, cualquier cosa, incluso control de contenidos. Y de lo que no parecen darse cuenta es de que si el Estado, por encima o más allá del Poder Judicial y sí a través del gobierno, una superintendencia o incluso el Congreso, se mete a decidir o siquiera opinar sobre los contenidos, no lo vamos a poder sacar nunca más y entonces sí arderá Troya. Recordemos que este gobierno ha logrado aprobar cuanta ley grande ha enviado al Congreso para ser aprobada.

AlanComercioPeru21

Al tratar de reducir la transacción con Epensa al ámbito exclusivamente empresarial y enfrentar al Ejecutivo utilizando a veces argumentos y titulares con inexactitudes flagrantes para apoyar a los demás opositores del gobierno (como si el Apra y los fujimoristas fueran sus aliados naturales cuando solo lo son de coyuntura y por interés propio, porque en el departamento de principios, al menos en teoría, no hay coincidencias), el conglomerado le hace un flaco favor a su postura de medio de comunicación plural, a su tradición (mayormente) democrática y a la independencia de los medios en general, dejando entrever, quiero pensar que de forma involuntaria, que la libertad de expresión y de prensa que tanto defiende y de las que se autodenomina abanderado, no le importan gran cosa si se meten con sus bolsillos y su sostenibilidad comercial. Igual que el grupo que se quedó con los crespos hechos.

Con respecto al comunicado de Confiep, el hombre fuerte del gabinete de Ollanta Humala y el preferido de los empresarios, Luis Miguel Castilla, dijo esto, según reportó La República

“Me quedo con lo principal, que es ‘el Perú (está) primero’, yo creo que es lo más importante de ese comunicado. Yo no veo nubarrones en el horizonte, yo veo un debate amplio, un debate que no tiene límites y que es sintomático de una sociedad que no le corre a ningún tema”, indicó a través de RPP.

El gobierno, de seguir interviniendo en el debate, corre el riesgo de perder credibilidad y confianza en las instancias e instituciones internacionales (mucho más que aquí, que nos gusta el bochinche). Y eso es de lo poco que le queda.

En realidad, es muy simple. Acuérdense del ahogado.

 Ollanta

Anuncios

Acerca de Luis Davelouis

Pregunta. La primera vez es gratis.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s